La cantante ha generado polémica en las redes sociales luego de hacer públicas en su cuenta de Instagram unas imágenes junto a lo que parece ser un caimán no muy grande.

Las imágenes fueron publicadas de manera temporal en las historias de Instagram de Lele Pons y aunque estas ya desaparecieron de su cuenta, permanecieron el tiempo suficiente como para provocar una avalancha de críticas e indignación en las redes sociales.

Al ver este video, miles de internautas la acusaron de maltrato animal y lo que más indignó fue que el hocico del reptil estaba asegurado con cinta adhesiva para que no pudiese abrirlo mientras ella jugaba y posaba junto a él en lo que parece ser una piscina.

Los internautas inclusive incitaron a los usuarios a reportar el video que publicó Lele para que sea censurado y eliminado por tratarse de maltrato animal.

En defensa de Lele Pons se pronunció su amiga Stefi Roitman quien explicó que si el reptil no tuviese la cinta adhesiva alrededor del hocico este podría morderlas. Sin embargo, esta explicación solo generó más indignación entre los internautas quienes recordaron que tener un animal por diversión, más aún si es salvaje, es sinónimo de maltrato animal.

(Sputnik)

Comentarios Facebook