De acuerdo con la togada, los hechos ocurrieron en uno de los baños de la base del Escuadrón Móvil de Carabineros (Emcar) mientras la víctima estaba tomando una ducha, informó el diario La Nación,

La jueza primera penal, citada por este mismo medio, puntualizó en la audiencia que Rosero Derazo apagó las luces, ingresó al cubículo donde se encontraba su compañero y lo abusó sexualmente luego de pegarle un fuerte puño en la cara.

“El comportamiento del patrullero se traduce en un accionar animado única y exclusivamente por satisfacer sus deseos sexuales”, manifestó la togada en declaraciones recogidas por el impreso huilense.

Después de analizar todas las pruebas y testimonios que presentó la Fiscalía, el policía fue sentenciado a 14 años de cárcel. Sin embargo, no aceptó los cargos y aseguró que la relación (que se registró en 2013) fue consensuada, informó El Espectador.

El rotativo, de igual manera, señaló que la jueza desestimó el testimonio del acusado debido a que antes del encuentro sexual hubo violencia. Asimismo, afirmó que Rosero Derazo será trasladado próximamente a un centro penitenciario.

(Pulzo)

Comentarios Facebook