En su programa Desde Donde Sea, el filósofo, comunicador y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela comentó las reflexiones que hiciera el encuestador venezolano Jesús Seguías, director de la compañía Datincorp, respecto de la situación sociopolítica en Venezuela.

A ese respecto, los datos recabados por Datincorp indican que el «88% de los venezolanos dice no confiar en los actuales políticos de oficio», un hallazgo que es compartido por Pérez Pirela.

«Hay un proceso arduo, definitorio y definitivo de despolitización en este país, que va a contrapelo con acaso la acción más importante de Hugo Rafael Chávez Frías a partir de 1998, que fue repolitizar, en el mejor sentido de la palabra, a la sociedad venezolano», explicó.

Esto se compadece con una de las conclusiones a las que arriba Seguías en su trabajo, según la cual «ya casi no quedan partidos políticos consistentes en el país, sino plataformas políticas transitorias cuyas misión y destino están asociados sustancialmente a la aspiración presidencial de sus más importantes líderes».

Sin negar la despolitización creciente, en el parecer del comunicador, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) representa la excepción a esta regla, pues pese a que en su seno se advierten «grandísimas contradicciones internas», en contraste con la oposición, esa organización ha logrado mantenerse cohesionada.

Asimismo, para el encuestador, no debe perderse de vista que fue justamente «el hastío de los electores con los políticos tradicionales (…) lo que permitió la victoria de Hugo Chávez en 1998».

En otro apartado de su investigación, «Seguías asegura que para el 84% de los venezolanos, la megacrisis política es menos importante que las demás megacrisis, especialmente la económica», pero para Pérez Pirela, esta percepción está errada, pues los problemas de Venezuela son de naturaleza política y no económica.

Dicho de otro modo: la «megacrisis» económica a la que refiere Datincorp, es una consecuencia de la crisis política existente en el país y solamente la solución de los problemas políticos garantizará la superación de los económicos. En su criterio, Venezuela posee abundantes riquezas naturales y minerales como para no calificar dentro del grupo de naciones pobres.

Aún sin advertirlo, Seguías abona a este punto de vista, al recuperar declaraciones de Elliot Abrams, «enviado especial» de la administración Trump para Venezuela, quien aseguró: «esto va terminar en una mesa de negociación (…) y se va a negociar con los que están allí, no con los que uno quiera».

Lo dicho por Abrams echa por borda la apuesta opositora de «acabar» con el chavismo y los chavistas. Así, concluyó, «hasta que la oposición no entienda que el chavismo es una fuerza real, activa, importante, los problemas de Venezuela no se van a solucionar».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook