Este lunes 25 de enero el ministro para la Educación Universitaria, César Trompiz, aseguró que es totalmente falso que su gestión pretenda convertir a las universidades en escuelas técnicas, como lo señaló el secretario de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Amalio Belmonte.

Indicó que su despacho, sin cerrar ninguna carrera, solo está dándole prioridad a aquellas profesiones que contribuyen al desarrollo económico del país.

Recordemos que, según Belmonte, a partir de este año el Gobierno Nacional solo tendría previsto habilitar 145 carreras para nuevos ingresos. Esta medida dejaría por fuera carreras como Educación Integral, Derecho, Comunicación Social y Contabilidad. 

“Maduro pretende transformar las universidades en una escuela superior de tecnología para que se solucionen actividades específicas, a conveniencia. Esa discusión no es reciente. Ya no sería una universidad, sino una escuela técnica con un título, lo que estaría conspirando contra la vocación natural de los jóvenes estudiantes”, aseveró el secretario en entrevista concedida al medio Banca y Negocios.

Al respecto Trompiz manifestó: “Todo esto es mentira. Lo que hemos hecho en revolución es convertir los institutos tecnológicos en universidades, es lo opuesto a lo que denuncia Belmonte. El presidente Maduro ha ordenado priorizar el sistema educativo, y así superar el bloqueo y el rentismo”.

“Por eso, estamos promoviendo carreras y programas de formación que tengan que ver con el desarrollo integral de nuestra patria: la agenda de salud, medicina integral comunitaria y todas las carreras de salud. Priorizamos carreras de carácter técnico y científico para el desarrollo de la industria”, acotó.

Destacó que esta política no desplaza ninguna carrera. “No tenemos planeado cerrar carreras, ni nada por el estilo. La priorización tiene que ver con que los estudiantes se comprometan con una carrera que le sirva y que no lo convierta en un incluido en el estudio, pero excluido en la economía”, puntualizó.

El ministro también se refirió al tema del denominado congelamiento de las matrículas de las universidades privadas. Indicó que su despacho debió decir “ya basta” y aplicar una medida que frenara el cobro desmesurado aumento en dólares por parte de algunas casas de estudio superior.

“Han salido algunos voceros a decir que es un atentado contra la autonomía. Les hemos dicho que es una medida de protección a los estudiantes. Ya han dolarizado los costos de la matrícula y les decimos basta. Hasta allí deben estar los equivalentes. No pueden seguir aumentando. Empiezan cobrando 50 dólares y terminan en 200”, denunció.

El funcionario señaló que el costo de los trimestres en el mes de enero deben ser equivalentes al costo del último trimestre de 2020. Le pidió a los afectados que hagan las respectivas denuncias para que se les respete el derecho a la educación.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook