La más reciente declaración de la Unión Europea es, casi en su totalidad, un plato refrito. Repite sus ya conocidas posturas de no reconocer al gobierno constitucional de Nicolás Maduro ni a la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2020. El único componente nuevo es que rebaja a Juan Guaidó del rango de presidente encargado de Venezuela, que ante sle otorgaba este organismo de integración, al de “interlocutor privilegiado”, que no tiene significado concreto en el derecho internacional.

El filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela analizó en su programa Desde donde sea el documento emitido por la UE y llegó a la conclusión de que fue inflado intencionalmente con un conjunto de opiniones ya bien conocidas y reiteradas, con el propósito de suavizar el único aspecto novedoso: ya la alianza de gobiernos europeos no insiste en que Guaidó es el presidente encargado de Venezuela, no es presidente de la Asamblea Nacional y ni siquiera es diputado. Solo es una persona con la que pueden hablar.

“¿Interlocutor privilegiado?… ¿Si esto no es un eufemismo, díganme ustedes qué es un eufemismo?”, expresó el presentador.

“A los europeos les cuesta admitir que se equivocaron, lo sé por experiencia propia, porque viví once años, estudiando entre Roma y París. Saben que se fueron de bruces, fueron nariceados por Trump para que reconocieran a Guaidó como presidente encargado y ahora no encuentran una forma digna de salirse de ese embrollo porque hasta Julio Borges le está pidiendo cuentas a Guaidó. Todos huyen hacia adelante”, comentó.

Refirió que los medios de comunicación y ONG afines al proyecto Guaidó han tratado de darle un enfoque favorable a la declaración de la UE, presentándola por el hecho de que no reconocen a Maduro ni a la AN electa en diciembre, pero todo eso ya se sabía. “Lo nuevo es que está rebajando al supuesto presidente interino a interlocutor privilegiado, lo que no quiere decir nada en derecho internacional. Es lo primero que se les ocurrió para maquillar al fantoche que tenía que derrocar a Nicolás Maduro y no pudo hacerlo”.

En el estudio realizado al documento, queda claro que la UE desconoce la legitimidad de la AN electa en diciembre pasado, pero no hace referencia a la extensión del mandato del anterior Parlamento ni de la llamada comisión delegada o de la prórroga del mandato de Guaidó.

Plato recalentado
Pérez Pirela hizo un repaso para demostrar que los demás puntos del documento, aparte de reiterar su vocación profundamente injerencista, son meras repeticiones de anteriores declaraciones.

En primer lugar, la UE dice que lamenta profundamente que las elecciones legislativas se realizaran sin un acuerdo nacional y no se cumpliera con estándares internacionales. “Recordemos que la UE no quiso participar como acompañante en el proceso electoral, diciendo que no había tiempo, a pesar de que habían participado en otros comicios en la región, sin tantos requisitos. Simplemente estaban siguiendo las directrices de Trump y por eso no podían enviar acompañantes. Ahora dicen que las elecciones no cumplieron los estándares internacionales”.

“La UE alega que las elecciones se realizaron sin un acuerdo nacional. Es falso. Lo que plantean es que para ser válidas tienen que tener el visto bueno de Leopoldo López y María Corina Machado, aunque ellos no quieran estar. Los partidos opositores que participaron, para la UE no existen. Es un chantaje: para que las elecciones sean aceptadas deben estar en el acuerdo los golpistas que no quieren participar. Entonces, nunca habrá elecciones”, dijo.

“Asimismo, la UE no reconoce el proceso electoral del 6D como creíble, inclusivo y transparente, y por tanto, su resultado no es representativo de la voluntad democrática del pueblo venezolano… ¿Quiénes son estos políticos europeos para tener un medidor de la voluntad democrática del venezolano? ¿Por qué validan elecciones  con índices similares de abstención en países de la misma UE, pero no en Venezuela?”.

Otro punto muchas veces reiterado es un llamado a la liberación incondicional de todos los presos políticos. Argumentan que no se puede salir de la crisis política si los ciudadanos temen arrestos y represión. Para Pérez Pirela se trata de otro gesto neocolonialista porque en los mismos países de la UE y en EEUU hay personas que bien pueden ser calificadas como presos políticos y ha sido notoria la represión a gran escala contra la población. “Son muy hipócritas. La UE critica que se reprima en Rusia o en Venezuela, pero no en EEUU o en sus propios países. Es un mundo de hipocresía.  Plantean que nosotros nos tenemos que calar a Juan Guaidó, a Leopoldo López y a Julio Borges porque el colonialismo europeo nos lo ordena. Siguen pensando que son más ciudadanos e inteligentes que nosotros. Es imperialismo y ya estamos muy viejos para la gracia. Venezuela es república antes que Italia, que lo hizo con Garibaldi a finales de los 1800 e inicios de 1900”, expuso.

Acotó que el coronavirus ha puesto en evidencia, lamentablemente con altos costos para los pueblos, las malas gestiones de esos gobernantes europeos que pretenden ser superiores y dar lecciones al sur del planeta.

“¿Bajo qué criterios de raza superior exigen la libertad de todos los opositores? Freddy Guevara, por ejemplo, se cansó de llamar a asesinar gente y por ahí anda, indultado. Son matones libres por toda Caracas. Habrá justicia para los exdiputados y para los actuales diputados, que no se preocupe la UE”, subrayó.

Manifestó que no hay que caer en los chantajes de UE o EEUU porque su único interés son nuestros recursos naturales, no por algo que se parezca mínimamente a la democracia. “¿Quién puede hablar de derechos humanos en Europa? No creo que los más calificados sean precisamente Bélgica, Francia o Inglaterra, que colonizaron hasta hace cuarenta años e hicieron los genocidios más absurdos en África y todavía siguen teniendo injerencia en las cuencas principales de ese continente. ¿Ustedes saben que la policía francesa es una de las que tiene abierto más juicios por atentados contra los derechos humanos? ¿Qué moral tiene la UE para supervisar qué cosa? ¿De verdad a la UE le preocupan las masacres y las ejecuciones extrajudiciales en Venezuela y no en Colombia, donde ahora está de moda asesinar adolescentes?”.

El documento de la UE cierra amenazando con más sanciones contra Venezuela y reitera que tiene que haber negociaciones para un proceso de diálogo y transición. “Esta palaba es clave: transición. Cuando se escucha esta palabra en voz de EEUU y de la UE a uno se lo ponen los pelos de punta porque significa que ‘vamos a negociar para ver cómo es que te vas a ir’. Al referirse a un país del sur del mundo, la palabra transición hace pensar en un proceso igual a Irak, Libia o Afganistán”.

Insistió Pérez Pirela en que la prensa y las ONG afines al injerencismo contra Venezuela difundieron ampliamente estos puntos de la declaración de la UE  y ocultaron el único punto nuevo. “Detrás de todo está una sola cosa nueva: que Guaidó pasó de ser presidente supuesto de Venezuela a ‘interlocutor privilegiado’. ¿Con qué se come eso? Es una falta de respeto a la inteligencia de los venezolanos y las venezolanas. Guaidó antes era madre y ahora es suegra. Necesitaban montar una parafernalia para encubrir la degradación. Eso no existe, como tampoco existió la supuesta consulta sobre si Guaidó iba a seguir eternamente en la presidencia. ¿Sirvió de algo? ¿Se fue Maduro? Solo sirvió para que Guaidó y López siguieran robando por todo el mundo y que la UE lo llame ahora ‘interlocutor privilegiado’.

La corrupción inocultable
Señaló que este refrito, esta comida fría recalentada en microondas sale en estos momentos porque están reventando por doquier casos de corrupción que son cada vez más difíciles de tapar. Indicó que Venezuela, a través de su nuevo Poder Legislativo, con apoyo del chavismo y de la oposición allí representada, está pidiendo ayuda a parlamentos de Paraguay, Argentina y España para investigar los casos que involucran al gobierno paralelo y a la anterior AN.

El presidente de la AN, Jorge Rodríguez, denunció negociaciones para condonar parte de la deuda que tiene Paraguay con Pdvsa, a cambio de millonarias comisiones. El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, y un miembro de su familia estarían altamente involucrados en el robo de 360 millones de dólares mediante una exoneración ilegal de más de 65% de esta deuda, una operación írrita pactada por Guaidó. El remanente sería pagado a Guaidó, no al Estado venezolano.

También estaba negociando coimas que juntas sumarían hasta 25 millones de dólares. La operación fue sellada y aceptada por Javier Troconis, quien se autodenomina comisionado presidencial para la gestión de activos de Guaidó en el extranjero. Es el brazo ejecutor de este robo que nos están haciendo a todos los venezolanos y las venezolanas, chavistas, independientes y opositores, advirtió el presentador de Desde donde sea.

La denuncia formulada por Rodríguez el fin de semana se apoyó en materiales difundidos por The Washington Post, el 6 de enero de este año, cuando publicó una investigación que constó de más de 20 entrevistas y una revisión de documentos, incluidos los posibles contratos. Allí se revela que Troconis, junto con Fernando Blasi, han participado en una trama todavía más grande que involucra activos por 40 mil millones de dólares.

Las denuncias las había presentado en septiembre la periodista opositora Patricia Poleo, pero el “gobierno interino” las desestimó por infundadas. “Ahora, ella está en Miami, frotándose las manos”, dijo Pérez Pirela.

Borges pide transparencia
Para completar el cuadro interno opositor, el supuesto canciller de Guaidó, Julio Borges, y Tomás Guanipa, el supuesto embajador en Colombia, piden transparencia al supuesto gobierno del que ellos mismos hacen parte. “Si ya se acusan entre ellos mismos es porque la cosa está muy fea. Por eso europeos y gringos no saben cómo seguir apoyando a esta gente sin perder la cara… y la están perdiendo”.

“Borges  ahora se hace el loco y pide a investigar las denuncias, incluyendo a personajes como  Troconis, que militan en su partido, Primero Justicia. Insta al supuesto gobierno interino a esclarecer las denuncias sobre su gestión para picarle adelante a la guerra sucia que viene. O sea, que no lo hace por razones morales, no lo hace porque se hayan robado el dinero de los venezolanos en medio de una pandemia, sino para picar adelante a una supuesta guerra sucia. A confesión de parte relevo de pruebas”, sentenció y agregó que Borges y Guanipa están actuando como el hombre que se robó una gallina y cuando la policía llegó al lugar y preguntó a los presentes “¿qué pasó aquí?”, él respondió: “¿Qué gallina?”.

“Recordemos que Borges está en Bogotá y fue parte de la jugada para sacar al primer supuesto embajador en Colombia, Humberto Calderón Berti, quien se fue del cargo denunciando hechos de corrupción con empresas como Monómeros. ¿Quién puede creer que Borges y Guanipa no sabían de estos actos de corrupción? Se han robado miles de millones de dólares en nombre de la lucha por la democracia. En esta vagabundería no pueden participar los opositores comunes”, aseveró.

Otro opositor, Juan Pablo Guanipa, había exhortado a “informar con transparencia el resultado de averiguaciones”, pero, según el analista, esto no es posible porque allí no hubo ninguna investigación ni van a dar ningún tipo de resultados. “La directiva de Primero Justicia ha elevado sus exigencias de investigar. Son ellos mismos. Si alguien tenía alguna duda, allí está la prueba”.

El juicio a Trump
Considera Pérez Pirela que lo que le está ocurriendo a la oposición injerencista tiene mucho que ver con la caída en desgracia de Donald Trump. “Esta gente apostó todo lo que tenía a Trump, y tenían que hacerlo porque fue Trump quien les permitió quedarse con tanta plata. Pero el juicio contra Trump comenzará en febrero, por incitar a la insurrección, lo informó Chuck Schumer, líder de la mayoría demócrata en el Senado.

Anteriormente, el jefe de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, había pedido un retraso del comienzo del juicio político hasta mediados de febrero para permitir a la defensa de Trump prepararse.

Schumer indicó que él y McConnell seguirán negociando la duración y el formato del proceso de destitución. «Pero no se equivoquen, el juicio se celebrará en el Senado de Estados Unidos, y habrá un voto sobre ‘condenar’ o no al presidente. Será un juicio completo, será un juicio justo», defendió”, prometió.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, había señalado en un comunicado que estaba atenta a la ecuanimidad del proceso y destacó que Trump tendrá el mismo tiempo para preparar su defensa que los legisladores que actuarán de fiscales en el juicio político. “Ella odia profundamente a Trump”, advirtió el presentador. 

Este será el segundo impeachment (juicio de destitución en inglés) contra Trump, que salió airoso del primero a comienzos de 2020 por sus presiones a Ucrania. Aunque el proceso no podrá resultar ya en la destitución de Trump, que abandonó la Casa Blanca el miércoles, los demócratas confían en que resulte en la inhabilitación del expresidente para ocupar futuros cargos políticos.

“Quieren sacarlo del juego porque cuidado y se les presenta en 2024 y les gana”, dijo el moderador.

En su concepto, lo mismo que le ha ocurrido a Trump, le pasará luego a Bolsonaro, Duque y Guaidó. “Anótenlo”, recomendó.

Colombia: de masacre en masacre
Pasó al tema de Colombia, país que inició 2021 inició tal como cerró el 2020: sumando en el contador de masacres. “De esto nadie quiere hablar. La UE está calladita y EEUU también. ¿Ustedes han escuchado algo de esto en declaraciones de la UE, del Parlamento Europeo o de EEUU?”, reclamó.

Según Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz de Colombia (Indepaz) al menos 13 líderes y defensores de Derechos Humanos y cinco excombatientes han sido asesinados durante lo poco que va de 2021. 

De acuerdo a Indepaz en los primeros 20 días del año se han perpetrado además cinco masacres con un saldo de 15 fallecidos.

En las últimas 48 horas fueron asesinados el excombatiente  Juan Carlos Correa en el municipio San Andrés de Cuerquía, en Antioquia; y la líder social Janet Zapata en Dos Quebradas, Risaralda.

En la madrugada del 10 de enero, siete personas fueron asesinadas: cuatro en el corregimiento de Santo Domingo, Caquetá y tres en una vivienda ubicada en Betania, Antioquia, en medio de un supuesto ajuste de cuentas.

“Quiero volver a lo que dice la UE sobre Venezuela, que ‘se mantiene listo para adoptar más sanciones contra los responsables de serias violaciones de derechos humanos’. Lo dice mientras guarda silencio sobre Colombia, donde van cinco masacres en 20 días, trece líderes y defensores de derechos humanos en los 25 días de 2021 y ahora no son solo los líderes adultos, sino que están asesinando a los jóvenes y hasta niños. ¿Qué dice la UE sobre esto? ¿Por qué la persecución política contra Venezuela, cuando nuestro vecino está sumergido en una guerra civil?”, interrogó.

Además, el 12, 17 y 18 de enero, dejó un saldo de nueve fallecidos: tres personas en Santa Elena de Cali, Valle del Cauca, otros tres jóvenes perdieron la vida en una masacre en el barrio El Recuerdo en Popayán y posteriormente otros tres en el sector de Las Palmas de Tarazá,  Antioquia.

La revista Semana señala que si bien la mayoría de los casos de asesinatos de jóvenes se dan en zonas rurales por delitos vinculados a la droga, se han presentado otros de asesinatos de muchachos que no tienen vínculos con las organizaciones criminales.

El asunto viene de 2020. El 11 de agosto pasado, cinco menores amigos, amantes del fútbol y participaban en trabajos sociales, fueron asesinados en Cali. Tenían apenas entre 14 y 15 años.

El pasado 21 de enero la ONU exigió al Gobierno de Iván Duque más avances en la seguridad de los exmiembros de las FARC desmovilizados en el marco del acuerdo de paz, después de que 2020 se cerrase con el asesinato de al menos 73 antiguos combatientes en el marco de la más absoluta impunidad e inacción estatal. Una impunidad e inacción que se explican porque es una política del mismo Estado, ejecutada a través de los grupos paramilitares, explicó el analista. 

La organización, a través de su enviado para Colombia, Carlos Ruiz Massieu, volvió a subrayar su preocupación por estos niveles de violencia durante una reunión del Consejo de Seguridad.

Interacción
En el tramo final del programa, Pérez Pirela preguntó a la audiencia ¿por qué ese doble rasero de la UE y EEUU para medir a Venezuela y a Colombia en temas como este de los derechos humanos?

En la respuesta de los participantes predominó la tesis de que se debe a que Colombia es un país gobernado según lineamientos impuestos de las naciones poderosas del norte, por una oligarquía sumisa y siempre dispuesta a defender los intereses de las grandes corporaciones. En cambio, Venezuela se ha resistido a esas imposiciones. “EEUU y la UE se sienten cómodos con el narcoestado colombiano”, expresó uno de los integrantes de la audiencia.

Al finalizar, recordó que la cuenta Twitter @maperezpirela está nuevamente activa, luego de tres meses bloqueada. “Qué casualidad, que fueron los meses de las elecciones en EEUU y Venezuela, pero la buena noticia es que está funcionando de nuevo”, expresó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook