Henry Ramos Allup pareciera estar arrepentido de haber participado en la farsa de Juan Guaidó al punto de llegar a dividir el histórico partido Acción Democrática (AD) en dos facciones, una extremista que dirige él y otra democrática que preside José Bernabé Gutiérrez; y ahora «con cabeza fría» pareciera que entendió que el único camino que tiene es participar en las próximas elecciones regionales para tratar de retomar la agenda política perdida. 

En una actividad zonal con autoridades nacionales y regionales de AD realizada este martes, Henry Ramos Allup dijo que la oposición debe considerar la pertinencia de participar en los próximos comicios si se alcanzan las condiciones requeridas.

Al respecto dijo que los procesos sociopolíticos no son lineales, por lo que recomendó evaluar “con cabeza fría” si es pertinente participar en las próximas elecciones. 

“La comunidad internacional incluyendo la Unión Europea, el Grupo de Lima, los países amigos de la OEA y los Estados Unidos han afirmado la misma posición de que se logre una solución democrática, pacífica, constitucional y electoral a la grave situación venezolana y que los procesos electorales sean justos y verificables. Esa es nuestra lucha”, expresó el eterno dirigente adeco, quien fue uno de los principales auspiciadores de la farsa Guaidó y el intento de crear un Estado paralelo en Venezuela.  

Entre las «condiciones requeridas», Ramos Allup dijo que algunas de ellas son la designación de un nuevo CNE, la devolución de las tarjetas judicializadas a los partidos, la habilitación de dirigentes, el regreso de los exiliados políticos y la liberación de los políticos presos. 

“Los procesos sociopolíticos no son lineales. Si nos conviene participar, participaremos, y si no nos conviene, no participaremos. Tenemos que lograr condiciones electorales para participar en las regionales. El derecho a aspirar no se le puede discutir a nadie”, recalcó.

El extremista adeco también criticó a quienes -según él- decidieron usurpar las tarjetas de partidos políticos opositores, en clara referencia al ala democrática de AD que participó en las pasadas elecciones parlamentarias y, en ese sentido, siguió con la línea mediática de decir que esa elección que está dentro del mandato constitucional es supuestamente ilegítima.

“¿De qué le sirve al gobierno una elección que nadie reconoce? Quiten las inhabilitaciones y devuelvan las tarjetas a los partidos”, exigió.

Ramos Allup hizo énfasis en que la decisión sobre la concurrencia a cualquier proceso debe tomarse con cabeza fría. “Nosotros no hacemos dibujo libre. Si vamos a participar con condiciones electorales, lo haremos con nuestra tarjeta”, acotó. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook