A través de las redes sociales se conoció el desgarrador encuentro entre la joven venezolana violada en Buenos Aires, mientras todavía estaba bajo los efectos de la droga que le suministró su agresor sexual y su mamá. El autor del crimen contra la mujer es Santiago Garzón, capturado in fraganti y quien fue su empleador, ya salió bajo caución en libertad a las 48 horas.

A través del audiovisual, se observa el momento en que la madre de la joven, vio a su hija mientras era sacada del sitio donde empezaba a laborar y fue hallada amarrada y bajo los efectos de un somnífero. “¿Qué le hizo ese maldito? ¿Qué le hizo?”, dijo la madre. La joven, todavía adormilada solo atinó a decir «Perdóname, mamá». «Yo no tengo nada que perdonarte», dijo la señora mientras los agentes policiales intentaban calmarla haciéndose cargo de la situación.

«La sacaron en una silla de ruedas y la trasladaron en una ambulancia hasta el Hospital Ramos Mejía donde de inmediato la atendieron porque vomitaba mucho como espuma verde», narró la hermana de la víctima, cuya identidad fue resguardada por prevención.

La madre fue la que advirtió a las autoridades que algo no estaba bien con su hija porque la llamó diciéndole que se sentía un poco mareada, al llegar pudo grabar el momento en que su hija es trasladada a una ambulancia para que fuese atendida. 

Varios movimientos feministas latinoamericanos se han pronunciado en contra del modelo patriarcal de justicia de Argentina que aun a pesar de ser capturado infraganti el violador, se le suelta por no poseer antecedentes penales.

La familia ya hizo la denuncia y la causa quedó a cargo del Juzgado Criminal y Correccional N°15 de Buenos Aires a cargo de la jueza Karina Zucconi, quien imputó a Garzón.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook