El Gobierno venezolano rechazó las declaraciones emitidas por la Comunidad del Caribe (Caricom) sobre la interceptación que realizó la Armada Bolivariana de dos barcos pesqueros de Guyana, al considerar que ese organismo hace eco de una campaña de manipulación por parte de Georgetown.

«Venezuela toma debida nota con preocupación de las acusaciones infundadas por la Comunidad del Caribe, al hacerse eco de la campaña de manipulación de los hechos dirigida por la República Cooperativa de Guyana, con relación a la operación de custodia por parte de la Armada Nacional Bolivariana sobre la detención de dos barcos pesqueros guyaneses que ejercían pesca ilegal en aguas jurisdiccionales de Venezuela», señala el comunicado difundido por el canciller Jorge Arreaza.

Caricom expresó el 27 de enero su preocupación por la escalada de tensiones entre Venezuela y Guyana, tras la interceptación y detención de los dos buques pesqueros guyaneses en la que denominó Zona Económica Exclusiva de Guyana.

El Gobierno venezolano indicó que la Caricom no solo contribuye con un ominoso clima de hostilidad, sino que además respalda los intereses de las transnacionales estadounidenses que «pretenden hacerse del dominio de un territorio sin delimitar, a partir de un indeseable conflicto en la región».

El Ejecutivo criticó que la Caricom no haya expresado la misma preocupación sobre los ejercicios militares que recientemente ejecutaron Guyana y Estados Unidos, cercanos a las aguas jurisdiccionales venezolanas.

«[Venezuela] jamás ha promovido operaciones o ejercicios militares con potencias extrarregionales en aguas o territorios controvertidos, tal como lo ha hecho Guyana», indica el comunicado.

El Gobierno de Nicolás Maduro aseguró que seguirá abogando por el respeto a los principios y propósitos del derecho internacional, el fomento de un diálogo para solventar cualquier situación que ponga en peligro la paz y la seguridad de la región y espera que los estados de la Caricom asuman una conducta constructiva ante esta situación.

La Armada venezolana interceptó el pasado 24 de enero a dos barcos guyaneses que ejercían la pesca ilegal en aguas jurisdiccionales de ese país suramericano.

Este incidente ocurrió en medio de las tensiones entre Venezuela y Guyana, por el diferendo del territorio Esequibo, luego que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declaró competente en diciembre para conocer la disputa entre esas dos naciones.

Venezuela rechazó la decisión de la CIJ al considerar que la disputa se debe resolver a través del diálogo y según el Acuerdo de Ginebra de 1966.

(Sputnik)

Comentarios Facebook