El dólar y el miedo a la “venezolanización” son dos de los focos de la guerra sucia que la maquinaria mediática del capitalismo hegemónico global desarrolla contra el candidato a la presidencia de Ecuador, Andrés Arauz, en su empeño por imponer la opción del banquero Guillermo Lasso.

En un detallado documento denominado La democracia de los trolls y el asalto a la democracia. Análisis del proceso electoral en Ecuador y los elementos irradiadores que lo conforman a través de sus redes sociales, se comprueba que, como ya es habitual en los procesos electorales, los medios financiados por Estados Unidos y una intensa ofensiva de redes sociales son las armas fundamentales para tratar de torcer la voluntad del electorado hacia la candidatura que representa los intereses de las élites neoliberales.

La investigación encabezada por Arturo Luque González, Julián Macías Tovar y Fernando Casado Gutiérrez destaca que “la línea de ataque contra la imagen de Andrés Arauz, trata atribuirle querer acabar con uno de los tabúes económicos en el Ecuador: la dolarización”.

Según los investigadores, “se ejerce un bombardeo continuo de mensajes en el que se posiciona a Arauz como un enemigo del sentido común liberal, que ejecutará la desdolarización como paso previo en el proceso de convertir a Ecuador en una Venezuela bolivariana”.

En una maniobra que ya es clásica en todas las elecciones de la región (e incluso en las de EEUU) se ha posicionado la matriz según la cual Arauz, impulsado por el exmandatario Rafael Correa, llevará al Ecuador a una hecatombe económica. “Se estereotipa su imagen al posicionársele como un autócrata y caudillo al estilo castro-chavista. La intención es generar miedo en la opinión pública, posicionar que Arauz quiere sacar a Ecuador del dólar y por lo tanto volver a la época en que existía una gran inflación, inestabilidad económica y una crisis económica generalizada en el país”.

En muchas de estas operaciones de medios y redes se busca relacionar a Arauz con el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Cuando se intenta asustar al electorado ecuatoriano con la crisis económica venezolana se le atribuye al gobierno y al sistema socialista toda la responsabilidad, soslayando por completo causas externas como la constante agresión extranjera a través de medidas coercitivas unilaterales y el bloqueo.

Para consolidar esta tendencia de opinión, “se le da la máxima difusión posible a las informaciones falsas sobre la supuesta desdolarización a la que estaría llevando Arauz al Ecuador, a través de creadores de opinión, medios de comunicación y fundaciones financiadas desde EEUU, algunas incluso con vínculos directos con Guillermo Lasso”.

Una de las organizaciones más activas en esto es la Fundación Ecuador Libre, que se autodefine como un “un tanque de pensamiento que promueve la libertad individual, la justicia, el libre mercado, la propiedad privada y el estado de derecho”, cuyo presidente es Lasso. Esta organización pertenece a Atlas Network, ente financiado por recursos públicos de EEUU a través de la USAID. Grandes empresas como Philip Morris o petroleras y algunas familias adineradas como los Koch son auspiciantes de la misma.

Se articulan discursos y repiten relatos inverosímiles como que el candidato Arauz está a favor de la desdolarización cuando en realidad todos sus pronunciamientos han ido en la dirección de fortalecer la dolarización, de hecho, forma parte del Observatorio Ecuatoriano de la Dolarización. Paralelamente, se extiende el mantra de pobreza sobrevenida como en Venezuela o querer subir el IVA, atribución que se le hace a Arauz inventada en los laboratorios de sus opositores”.

La estrategia de tres componentes

Los autores del estudio indican que las estrategias digitales de desestabilización política para ejercer golpes blandos a gobiernos legítimamente elegidos o interferir en procesos electorales concentran un triple componente:

  • El uso de la mentira y la manipulación informativa
  • La conformación y difusión de mensajes de odio
  • La creación y uso de cuentas falsas que en ocasiones pueden estar automatizadas atendiendo a los intereses de quienes las configuran y auspician

“En el caso de Ecuador esta triple capa está muy desarrollada con un gran abanico de medios y organizaciones. Para las redes sociales existe un gran entramado de cuentas falsas que difunden la campaña a favor de Guillermo Lasso, pero también impulsan la estrategia de mentiras y odio contra Arauz”.

Algunas de las características que se han detectado son las siguientes:

-Existe un gran número de cuentas falsas en la plataforma Twitter con la finalidad de amplificar las publicaciones que benefician a Lasso y atacan a Arauz mediante una estrategia de difusión repetidas de noticias falsas (especialmente achacarle que está a favor de la desdolarización) y mensajes de odio (especialmente con miles de publicaciones donde le llaman “lelo”)

-Se evidencia la existencia de cuentas falsas y bots recién creadas dentro de una estrategia diseñada y financiada por la empresa que asesora a Lasso y con cuentas recicladas de otros países o que tenían un uso comercial de agencias como difundir contenidos de reality shows.

-Los verificadores de noticias falsas o fact checkers no solo no desmienten las grandes mentiras de esta campaña como la desdolarización, sino que le asignan al candidato Arauz afirmaciones como que Rafael Correa será su asesor, y otras dirigidas a malponerlo con la comunidad sexodiversa. Se ha comprobado que la financiación de estos fact checkers provenga también, en buena medida, de Estados Unidos.

-La comunidad de Twitter en torno a Arauz es más grande que Lasso y la del resto de los candidatos casi no existe. Pero la comunidad de Arauz son cuentas oficiales de organizaciones políticas de la coalición y principales candidatos, mientras en la comunidad de Lasso se aprecia que la mayoría de cuentas son de periodistas, medios, fundaciones financiadas desde EEUU y cuentas falsas que desarrollan la estrategia de difusión de noticias falsas y odio principalmente.

-En Facebook, en cuanto al gasto publicitario que se hace desde cada candidato, entre el 14 de octubre del 2020 y el 11 de enero del 2021, Lasso (Movimiento Creo) había invertido 115 veces más dinero que Arauz (UNES). A pesar de ello, Lasso perdía seguidores, mientras Arauz era el candidato que más seguidores ganaba. Indicador muy relevante desde el punto de vista cualitativo, además de tener mayor impacto en número de interacciones. Desde una de las plataformas de la candidatura de Lasso en Facebook se promueve una campaña de odio y mentiras (similar a la de Twitter) contra Arauz con un gasto elevado.

-Se lanzan tuits con insultos contra Arauz. Son más de 22K en 15 días en concreto del 1 al 14 de enero del 2021. Al analizar las cuentas se observa que muchas de ellas son falsas y usan imágenes de modelos de países diferentes a Ecuador.

(Clodovaldo Hernández / LaIguana.TV)

Comentarios Facebook