Una mayoría de 72 países firmantes del Estatuto de Roma eligió este viernes al británico Karim Khan como nuevo fiscal general de la Corte Penal Internacional (CPI) para un nuevo mandato en sustitución de Fatou Bensouda, quien asumió su cargo en 2012.

El nuevo fiscal general será el tercero en ocupar el cargo en la historia del organismo con sede en la Haya (Países Bajos), después de Bensouda y de Luis Moreno, que ocupó ese rol de 2003 a 2012.

Khan tomará posesión a mediados de año, cuando el mandato de nueve años de Bensouda expira, y tras un proceso de selección con voto secreto y dos rondas al que se habían presentado tres candidatos más: el español Carlos Castresana, que obtuvo 5 votos; el irlandés Fergal Gaynor, con 42 y el italiano Francesco Lo Voi, con 3.

El proceso, que se desarrolló por videoconferencias y no contó con la facilidad de los encuentros informales de pasillo y café, mostró las divisiones entre los 123 estados miembros del Estatuto de Roma, lo que obligó a recurrir al voto secreto, celebrado este viernes en el salón de plenos de la ONU, y no por consenso.

Khan asumirá un cargo muy complicado y lleno de presiones, como ha podido atestiguar Bensouda, que llegó a ser sancionada por la administración del expresidente Donald Trump por su insistencia en investigar supuestos crímenes estadounidenses.

(EFE)

 

Karim Khan, en julio de 2019 en La Haya.

Comentarios Facebook