El Senado de EEUU aprobó este sábado citar a testigos durante el juicio político («impeachment») contra el expresidente Donald Trump por el asalto al Capitolio del 6 de enero, un movimiento inesperado que podría alargar y cambiar el rumbo de este procedimiento.

De los 100 senadores, 55 votaron a favor de citar testigos, todos ellos demócratas y a los que se unieron cinco republicanos: Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney, Ben Sasse, y Lindsey Graham, que al principio se posicionó en contra, pero cambió su voto en el último momento.

Se esperaba que hoy el Senado emitiera su decisión final en el juicio político, pero este inesperado movimiento podría alargar significativamente el proceso.

(EFE)

Comentarios Facebook