El pasado 18 de febrero, fuentes periodísticas informaron que 5 niños, 2 adolescentes y 3 adultos acudieron a la emergencia del Hospital José María Benítez de La Victoria (Aragua) presentando síntomas de intoxicación alimentaria tras haber consumido una sopa en una actividad religiosa en el sector Ingenio Hugo Chávez Frías, municipio José Rafael Revenga.

Según detalló el periodista Eleazar Urbáez en Twitter, los afectados presentaron vómitos, mareos y erupciones en la piel, y durante las primeras horas falleció una niña de un año.

Posteriormente, se conoció que la médica Maryuri Donayer, de 44 años, fue ingresada a la emergencia del Hospital Central de Maracay con «cuadro de intoxicación grave», luego de haber atendido a los intoxicados con la sopa en un ambulatorio del municipio Revenga.

Urbáez precisó que «según las primeras investigaciones», en la preparación de la sopa se habría utilizado un compuesto «que contenía urea, azufre y sal agrícola», que fue confundido con sal comestible.

Esta ‘sal’ «fue recogida en el vertedero ubicado en el km 37 de la Carretera Panamericana, sector El Limón del municipio Guaicaipuro –Miranda– (…) por Benito Fuentes, hombre que labora como recolector en el vertedero y quien se la dio a un familiar para que fuese utilizada para sazonar la sopa», explicó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook