El proceso de dolarización de la economía venezolana se ha realizado de forma irregular y sin ningún tipo de control por parte del Estado venezolano, más allá de las operaciones que realiza el Banco Central de Venezuela (BCV) con la banca pública y privada en las mesas de cambio y que fijan el precio de intercambio entre la moneda estadounidense y el Bolívar, así como con otras divisas extranjeras.

Una de las dificultades del uso de monedas extranjeras en Venezuela, sobre todo el dólar que es el más utilizado, ha sido la entrega de vuelto (cambio) en efectivo de la misma divisa utilizada por un usuario en los comercios en un proceso de compra y venta.

Esta situación ha generado que las personas tengan que gastar el monto total del billete que utilizan al momento de hacer una compra o en el mejor de los casos recibir una especie de vale con el que pueden luego ir a buscar el vuelto o usuarlo para hacer otra compra.

Una situación peor ocurre con las personas que utilizan el euro como divisa para comprar en comercios, una moneda que es más fuerte que el dólar y que tiene un valor más alto pero que en Venezuela es aceptada al mismo monto que se cotiza el dólar.

Recientemente se ha observado en los comercios de Caracas -capital venezolana- que muchos dueños de los locales han comenzado a recibir y dar vueltos en monedas de dólares y euros, algo impensable hasta hace poco, pues estos mismos comerciantes se negaban a realizar ese tipo de transacciones e incluso rechazaban recibir de los clientes billetes feos, desgastados, manchados o en «mal estado».

Como lo ha dicho el propio presidente de la República, Nicolás Maduro, la dolarización espontánea ha servido como «válvula de escape» ante la crisis financiera que afronta el país desde los últimos años que se ha recrudecido con el bloqueo impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea contra el país.

Al parecer la grave situación del tema del cambio en divisas, ha empujado a que comerciantes y consumidores se adapten a la circunstancia y comiencen a transar en monedas como algo natural del proceso de dolarización.

El diario Últimas Noticias publicó recientemente un reportaje sobre este tema, donde recogen testimonios de varios ciudadanos que hablan sobre esta situación puntual.

“Salir a hacer compras se ha convertido en una situación frustrante porque si tienes un billete de 20, 10 o 5 dólares, probablemente haya que gastarlo todo ya que no hay cambio”, advirtió Luis Aldana, habitante de la parroquia Sucre.

En ese sentido, señala el reportaje que los comercios comenzaron a dar y recibir dinero en monedas estadounidenses y euros, porque venden sus productos a precios con cifras que incluyen décimas de dólar como la harina de maíz a 1,15 dólares, el cartón de huevos a 3,10 dólares y la mortadela a 2,75 dólares.

De tal forma, al aceptar las monedas, los comerciantes pueden aliviar la preocupación de ciudadanos como Luis, quien se ve obligado a gastar todo el billete o dejar algunos productos en la caja.

“Realmente es bueno porque puedo pagar solo lo que quiero comprar sin tener que dejar todo en otras compras innecesarias. Sin embargo, me sigue preocupando la falta de efectivo en bolívares que es nuestra verdadera moneda”, dijo un cliente de un local del Mercado Municipal de Quinta Crespo.

Este usuario reveló que tenía monedas de 25, 10 y 5 centavos de dólar guardadas desde hace varios años en su casa. En diciembre tomó la decisión de llevarlas a un local y, para su sorpresa, los recibieron y pudo pagar con ellos.

Los reportes fueron a un comercio llamado «Páramos», en donde el encargado del lugar, Manuel Lugo, expuso que las monedas se convirtieron en una opción viable para dar cambio a los clientes. Presuntamente, los usuarios comenzaron a pagar con ellas a mediados de 2020 y ahora hay suficientes para incluirlas en el comercio.

En ese lugar dos avisos resaltan en cada una de las cajas visibles: “Se le informa a nuestra distinguida clientela que se estarán recibiendo las monedas de euros a cambio de dólares. Ejemplo: (euros =$)”.

El otro, indica: “realiza tus compras con monedas de euro. Aceptamos los siguientes valores: 2, 1 y 0.50 euros. También, compras con monedas de dólar americano. Aceptamos los siguientes valores: 25, 10 y 5 centavos de $”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook