El Ministerio de Exteriores de Siria condenó en una nota el bombardeo estadounidense en el sudeste del país árabe y lo calificó de «cobarde».

«Siria condena en términos enérgicos la cobarde agresión estadounidense contra unos distritos de la provincia de Deir Ezzor, cerca de la frontera con Irak», se desprende del documento a disposición de Sputnik.

Los diplomáticos sirios dijeron que «ese ataque va en contra del derecho internacional y la Carta de la ONU» y advirtieron que «provocará una escalada en la región».

Según Damasco, las acciones agresivas de Washington es una señal negativa de que la Administración de Joe Biden actuará conforme a «la ley de la selva» al igual que la anterior de Donald Trump.

«Siria exige a EEUU cambiar su política agresiva contra Siria, dejar de apoyar de diversas maneras a los grupos terroristas que atacan Siria y a su pueblo», dijo el ministerio.

El Pentágono reveló este 25 de febrero que, por orden del presidente Joe Biden, las fuerzas de EEUU llevaron a cabo ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por las milicias proiraníes en el este de Siria, en respuesta a los recientes ataques contra militares estadounidenses y aliados en Irak, y a las continuas amenazas a ese personal.

Según el Departamento de Defensa, se destruyeron múltiples instalaciones ubicadas en un punto de control fronterizo utilizado por varios grupos militantes respaldados por Irán, incluidos Kait’ib Hizbulá (KH) y Kait’ib Sayyid al-Shuhada (KSS).

El 15 de febrero, una docena de cohetes alcanzaron la base aérea de Erbil en el Kurdistán iraquí, matando a un contratista civil e hiriendo a otras nueve personas; según los informes, un grupo militante chií se atribuyó la responsabilidad del ataque.

(Sputnik)

Comentarios Facebook