Desde Ferreras hasta Vicente Vallés. Ambos son periodistas reconocidos en España pero ninguno de los dos pronuncia bien el nombre de la vacuna rusa. Son solo dos ejemplos de los numerosos comunicadores que no leen bien el nombre de la vacuna cuando están hablando de ella.

Numerosos medios de comunicación españoles, tanto televisivos como radiofónicos, se refieren a la vacuna rusa como la «Sputnik cinco» cuando en realidad no se dice así. El presentador Vicente Vallés dijo en el informativo del 5 de febrero que «la conocida revista científica The Lancet publicaba un informe asegurando que la vacuna rusa ‘Sputnik cinco’ es segura y eficaz».

No es el único que comete el error de pronunciación. Antonio G. Ferreras en su programa Al Rojo Vivo el 3 de febrero decía: «La ministra de Sanidad, Carolina Darias, acaba de afirmar en el Congreso de los Diputados que España va aplicar cualquier vacuna que apruebe la Agencia Europea del Medicamento. Y esto es muy interesante porque se produce en un momento en el que la vacuna rusa ‘Sputnik cinco’, la vacuna de Putin, espera ya la autorización para poder ser administrada en el territorio de la Unión Europea».

En realidad, la forma correcta de referirse a la vacuna rusa es «Sputnik uve» o «Sputnik ve baja». Así lo ha comunicado la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), haciéndose eco de la información del Fondo Ruso de Inversión Directa, que recuerda que la letra final de ‘Sputnik V’, no representa un número romano, sino la uve o ve baja. Asimismo aclaran que a diferencia del quinto satélite artificial puesto en órbita, el Sputnik 5, lanzado en 1960, sí tiene la lectura «Sputnik cinco».

(Sputnik)

Comentarios Facebook