Una pesquisa realizada por el portal venezolano de periodismo de datos abiertos y de investigación La Tabla, pone en tela de juicio la idoneidad de Noruega para mediar en el conflicto político en Venezuela, toda vez que el «candidato» de Juan Guaidó para presidir Petróleos de Venezuela (PDVSA), ejerce como vicepresidente de Equinor, la compañía petrolera estatal del reino nórdico. 

En un trino del pasado 22 de febrero, el portal alertó que «los intereses petroleros de Noruega en Venezuela y el Caribe son relativamente conocidos, lo que explicaría su activa participación en el conflicto venezolano. Además hay funcionarios venezolanos de la petrolera estatal noruega, Equinor, que son agentes de la banda Guaidó».

En esta oportunidad, el sitio especializado detalló que el candidato de Guaidó para conducir las riendas de PDVSA, Gustavo Barquero Méndez, es coautor de un anteproyecto de Ley de Orgánica Hidrocarburos presentado en la anterior legislatura del parlamento venezolano en el que se sostiene que «bajo un nuevo esquema, las compañías extranjeras ayudarían con la recuperación», por medio de la licitación «de nuevos yacimientos con un sistema de subastas».

Esta tesis se puede leer ‘in extenso’ en el libro Venezuela Energética, escrito en coautoría con Leopoldo López, en el que se propone un mecanismo engañoso para rematar la petrolera criolla, consistente en ofrecer un beneficio «directo» de la renta petrolera por medio de la entrega de acciones a cada ciudadano, en contraste con el control que ejercería «un Estado hegemónico». 

En los círculos políticos conservadores, Barquero Méndez no es una figura desconocida. Inclusive, el 23 de abril de 2018 fue descrito por Americas Quarterly, una publicación de corte derechista ligado a la ONG  Americas Society, como «una de las 10 personalidades que algún día ayudaría a reconstruir Venezuela».

El venezolano, que proviene de la oligarquía caraqueña y es amigo «desde su juventud» de López, se formó en la Universidad Católica Andrés Bello y en la Universidad de Harvard. «Es hijo de Gustavo Baquero Aristeguieta y María Antonieta Méndez Marcano y nieto del médico Manuel Méndez Gimón», destaca el portal de investigación.

En términos profesionales ha ejercido cargos en las trasnacionales petroleras BP, ExxonMobile y Repsol y en la actualidad es el vicepresidente de innovación tecnológica de la estatal noruega Equinor. 

Con base en lo anterior, La Tabla advierte que «la participación nórdica (de amplia experiencia diplomática) en el conflicto venezolano obedece a intereses geoestratégicos». 

Un indicio de esto es que a inicios de febrero «se anunció la llegada a Caracas de una delegación noruega para explorar la continuación de las negociaciones», mientras que la semana pasada trascendió que representantes noruegos –»¿otro grupo?», inquiere el medio– habían participado de las reuniones entre el embajador «virtual» de Estados Unidos para Venezuela, James Story, y agentes de Juan Guaidó en Bogotá. 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook