El cuidador de perros de la cantante Lady Gaga, Ryan Fischer, disparado en el pecho mientras paseaba con sus mascotas, rompió su silencio al compartir un emotivo mensaje desde la cama del hospital. 

El hombre contó en detalle cómo fue el impactante secuestro de dos bulldogs franceses de Gaga, Koji y Gustav. Recordó que la tercera mascota de la artista, llamada Asia, logró evadir la captura. 

«Hace cuatro días, mientras un coche se alejaba a toda velocidad y la sangre salía de mi herida de bala, un ángel trotó hacia mí y se acostó a mi lado», contó Fischer. «Mis gritos de pánico se calmaron mientras la miraba, a pesar de darme cuenta de que la sangre que había alrededor de su pequeño cuerpo era la mía», prosiguió. 

Fischer contó que su agradecimiento por «todo el amor que siente de todos los rincones del planeta» es «inmenso e intenso». Además, dio las gracias a su familia y a los médicos que le salvaron la vida. 

En aquel momento, el hombre dio las gracias a Asia «por todas las increíbles aventuras que habían vivido juntos». También pidió disculpas por no poder defender a sus hermanos. «Luego decidí que todavía trataría de salvarlos… y también a mí mismo», reveló Fischer. 

«Desde ese momento, justo cuando los vecinos empezaron a salir de sus casas y restaurantes hacia nosotros, a la acera, la vida tomó un giro muy repentino e inesperado», continuó. 

En su conmovedor mensaje, también mencionó a Lady Gaga.  

«Tus bebés están de vuelta y la familia está completa… ¡Lo logramos! Has mostrado tu enorme apoyo a lo largo de toda esta crisis, tanto a mí como a mi familia. Pero tu apoyo como amiga, a pesar de la propia pérdida traumática de tus pequeños, fue inquebrantable. Te amo y gracias», expresó. 

El bizarro incidente se produjo el 24 de febrero en la avenida North Sierra Bonita, a las afueras de Sunset Boulevard, en Hollywood. Fischer estaba paseando con tres canes cuando de repente se le acercó un coche y dos asaltantes le dispararon varias veces y le robaron dos bulldogs. Gaga —que actualmente se encuentra en Italia— ofreció por ellos un rescate de 500.000 dólares. 

El 27 de febrero, una mujer llevó a los canes —sanos y salvos— a una comisaría ubicada al norte de la ciudad californiana. Los investigadores informaron de que hasta el momento no está claro cómo consiguió a los animales.   

(Sputnik) 

Comentarios Facebook