Rusia podría crear un nuevo vehículo aéreo no tripulado de ataque sobre la base del jet de entrenamiento ligero ruso SR-10. Las imágenes del proyecto fueron publicadas en internet. 

De acuerdo con las ilustraciones publicadas, el nuevo dron, que recibió el nombre AR-10 Argument, se parece mucho al avión original. Esta aeronave difiere de las demás aeronaves modernas por su ala en flecha invertida. El proyecto está siendo desarrollado por la oficina de diseño Tecnologías de Aviación Modernas (SAT, por sus siglas en ruso). 

Se espera que la longitud máxima del dron sea de 9,7 metros, la envergadura de 8,4 metros y la altura de 5,4 metros. El avión no tripulado tendría el peso máximo de despegue de 3.850 kilos, peso de aterrizaje de 2.430 kilos y el peso del equipo de unos 680 kilos. El AR-10 tendrá un compartimento dentro del fuselaje, que puede acomodar varias armas modernas de alta precisión. 

La aeronave no tripulada podría alcanzar la velocidad máxima de unos 910 km/h a una altitud de 6.000 metros, mientras que su velocidad de crucero es de 800 km/h. El techo de vuelo absoluto del AR-10 es de 11.500 metros. 

La autonomía declarada por SAT con tanques de combustible adicionales instalados fuera de borda es de unos 2.100 kilómetros. El alcance de vuelo máximo es de 950 kilómetros con una duración de 6 horas. 

Actualmente las Fuerzas Armadas de Rusia están desarrollando y produciendo varios tipos de drones militares. El avión no tripulado Orion, por ejemplo, ya muestra con éxito sus habilidades de ataque con los terroristas en Siria, mientras que el novedoso dron de combate S-70 Ojotnik están pasando por la etapa de pruebas y pronto se convertirá en un «fiel seguidor» del caza Su-57. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook