Perú sufre de escasez de oxígeno medicinal para los enfermos de COVID-19, con una demanda muy superior a la oferta, lo que ha conducido a una situación caótica.

Desde enero, miles de peruanos, familiares de enfermos, deben superar una asfixiante búsqueda de oxígeno, recurso medicinal escaso en Perú desde hace 2 meses, ante el alarmante incremento de contagios que ha colapsado nuevamente hospitales y morgues en todo el país.

Al ser entrevistado por HispanTV, Pelagio Huamaní explicó que llevaba 24 horas en la cola de espera para poder recargar el balón de oxígeno que ayudará a su hermano Máximo a continuar respirando.

La espera para recargar un balón puede ser de hasta 3 días, por lo que familiares de los pacientes deciden pernoctar en los distintos puntos de distribución esperando su turno.

La falta de oxígeno medicinal en los hospitales ha ocasionado la aprobación de leyes en el Congreso y el Ejecutivo para contabilizar hasta el último metro cúbico de las empresas encargadas. Este fin de semana llegó un cargamento de 40 toneladas de oxígeno donadas por el Gobierno chileno y que fueron destinadas a hospitales de provincias.

(Sputnik)

Comentarios Facebook