El Gobierno de Venezuela calificó de imprecisas y falsas las acusaciones emitidas por Guyana sobre una supuesta violación de su soberanía territorial por parte de aviones de combate de la fuerza aérea. 

De acuerdo con una nota divulgada por el Ministerio guyanés de Relaciones Exteriores, el martes 2 de marzo dos Sukhoi SU 30 de la Aviación Militar Bolivariana sobrevolaron la comunidad de Eteringbang. 

El canciller de Guyana, Hugh Todd, convocó al embajador de Venezuela en Georgetown, Luis Edgardo Díaz, para entregarle una carta de protesta ante lo que consideró un «acto de agresión» y una «clara violación del espacio territorial». 

Ante este escenario, Caracas emitió un comunicado oficial en el cual responsabiliza a las autoridades del vecino país de «manipular la realidad para alimentar una matriz negativa contra Venezuela» en relación con la controversia territorial sobre el Esequibo. 

De acuerdo con el documento divulgado por la Cancillería, Guyana pretende generar falsas versiones sobre las operaciones de patrullaje regular de las fronteras venezolanas, realizadas por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, circunscritas estrictamente al territorio no controvertido. 

Venezuela cuestiona la veracidad de las acusaciones, al señalar la ausencia de la ubicación precisa y georreferenciada de la zona en cuestión. 

Asimismo, el Gobierno venezolano recuerda que, al existir un contencioso sobre la Guayana Esequiba, ninguna de las partes puede referirse a este territorio como propio, bajo su soberanía y jurisdicción, tal como se establece en el artículo 5 el Acuerdo de Ginebra de 1966. 

Reitera además la postura a favor de retomar el espíritu y los mecanismos para la búsqueda de una resolución práctica, pacífica y mutuamente satisfactoria de la controversia territorial. 

Ambas naciones sudamericanas reclaman los derechos de soberanía sobre la región de la Guayana Esequiba, sobre la cual el Gobierno de Georgetown presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia. 

En reiteradas ocasiones Venezuela desestimó la decisión de la Corte de declararse competente para atender el recurso presentado por Guyana en relación con la controversia, y llamó a abordar el diferendo a través de negociaciones bilaterales en el ámbito del Acuerdo de Ginebra. 

Las autoridades venezolanas expresaron su rechazo a las intenciones de otorgar validez al Laudo Arbitral de 1899, mediante el cual se otorgaron 159 mil kilómetros cuadrados de territorios al oeste del río Esequibo al control del Reino Unido, metrópoli de la entonces colonia de la Guayana Británica. 

(Prensa Latina) 

Imagen

Comentarios Facebook