Los portahelicópteros rusos del Proyecto 23900, que se están construyendo en Crimea, podrán transportar a bordo hasta 16 helicópteros y cuatro drones.

«Se está considerando el despliegue de helicópteros desarrollados por la Oficina de Diseño de Kamov. Estamos hablando del Ka-52K y de otros modelos, incluido el Ka-27. Su capacidad será de 15 o 16 aeronaves. Además de los propios helicópteros, está previsto colocar cuatro drones», reporta una fuente de la industria de la construcción naval de Rusia.

Los buques Ivan Rogov y Mitrofan Moskalenko serán los primeros barcos de esta clase construidos en Rusia. Inicialmente, Moscú tenía previsto adquirir los portahelicópteros de asalto anfibios franceses de la clase Mistral por un monto de 1.200 millones de dólares. Pero el contrato firmado en 2011 fue cancelado por las sanciones de 2014 a raíz del referéndum en Crimea.

El Ministerio de Defensa ruso ha coordinado durante mucho tiempo los requisitos para la creación de sus propios portahelicópteros, y el proyecto final «en términos de su funcionalidad no es peor, y tal vez incluso es mejor que los Mistral», señala la fuente.

Dos barcos de asalto anfibio universal del Proyecto 23900 fueron colocados en el astillero Zaliv, en la ciudad de Kerch, ubicada en el extremo este de la península de Crimea el 16 de julio de 2020. Según los primeros datos, su desplazamiento iba a ser de 25.000 toneladas. No obstante, de acuerdo con los últimos informes este podría ser de más 40.000.

(Sputniknews)

Comentarios Facebook