La jornada de manifestaciones, que transcurrió de manera pacífica durante casi toda la tarde, se vio opacada por hechos como ese.

Durante este lunes, se llevaron a cabo en Bogotá marchas feministas, a propósito del Día Internacional de la Mujer. Casi todas las participantes se manifestaron pacíficamente, pero un pequeño grupo de encapuchadas se encargó de cometer actos vandálicos.

En el camino que la manifestación tuvo hacia la Plaza de Bolívar, algunas mujeres atacaron establecimientos comerciales con elementos contundentes y les pintaron grafitis. De igual manera, una activista quiso expulsar a un camarógrafo del noticiero CM& por el hecho de ser hombre.

Pero eso no fue todo. Cuando la mayoría de las manifestantes estaba llegando al centro de Bogotá, un grupo de vándalas arremetió contra la iglesia de San Francisco, ubicada en la Carrera Séptima con calle 7 A, y le prendió fuego a su puerta. Ante esa situación, fue necesaria la intervención policial.

El hecho no pasó a mayores. Luego de que agentes del Esmad se acercaran al lugar, las manifestantes se dispersaron y las autoridades pudieron controlar el fuego. Superada esa alteración del orden público, el final de la jornada se vivió con tranquilidad en la Plaza de Bolívar.

El que se registró en Bogotá no fue el único ataque a una iglesia en el país, durante la jornada de manifestaciones feministas. Algunas mujeres atacaron la catedral de Ibagué y pintaron grafitis en su fachada.

En redes sociales, miles de usuarios mostraron su rechazo a ese tipo de actos vandálicos que opacaron las marchas feministas. La mayoría aseguró que situaciones como esas deslegitiman las buenas causas por las que salieron a las calles la mayoría de mujeres.

(Pulzo)

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Pulzo (@pulzo_col)

Comentarios Facebook