El demócrata Joe Biden ha superado ya a Donald Trump, pues en menos de dos meses en el gobierno ya ha ordenado el bombardeo de tres países, lo que demuestra que la élite de Estados Unidos está determinada a generar guerras para reactivar su moribundo aparato económico. 

Los afanes guerreristas del nuevo mandatario estadounidense fueron el punto focal de una emisión del programa Desde Donde Sea, que conduce el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela. 

Con su análisis del tema puso en claro que, bajo su lógica de potencia imperial, la política exterior de EEUU solo cambia en algunos matices cuando el gobierno pasa de manos republicanas a demócratas, y así lo está demostrando Biden, quien fue presentado al mundo como pacifista y conciliador (en contraposición al belicoso y conflictivo Donald Trump) pero en pocas semanas se ha revelado como todo un señor de la guerra. 

Lula libre

El programa tuvo como preámbulo un tema sobrevenido durante el día: la anulación de todas las condenas que pesaban contra el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva. 

“Comenzamos con esta muy buena noticia de última hora: Fueron anuladas todas las condenas contra Lula. Se tardaron cinco años en hacerlo y en ese tiempo evitaron que Lula fuera electo de nuevo presidente de la República Federativa del Brasil. Por eso, el país vecino está viviendo la pesadilla del gobierno de Jair Bolsonaro que mantiene al país sumido en una crisis sanitaria sin precedentes. Por artimañas judiciales detrás de las cuales no tengo la menor duda de que estuvieron los Estados Unidos, se llevó a Lula a la cárcel. El juez encargado de esta marramucia fue premiado con un cargo en el gobierno de Bolsonaro. Ahora Lula queda habilitado para presentarse en 2022”, dijo Pérez Pirela. 

El moderador leyó detalles de la noticia:  

El juez Edson Fachin, del Supremo Tribunal Federal (STF), anuló este lunes todas las condenas en Curitiba, estado de Paraná, del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva relacionadas con la Operación ‘Lava Jato’. Con la decisión, el exmandatario recupera sus derechos políticos y podría participar en los comicios de 2022.  

Fachin declaró ‘incompetente’ al 13° Tribunal Federal de Curitiba, en los casos del apartamento triplex en Guarujá, una hacienda en Atibaia y el relacionado con la sede y las donaciones del Instituto Lula, que estuvieron a cargo el exjuez y exministro Sergio Moro. 

Fachin justificó su decisión en que esos casos no tenían relación con los desvíos de dinero en la estatal Petrobras, que fueron los que justificaron los procesos. 

Con el fallo se declararon nulas todas las decisiones dictadas por el Juzgado XIII Federal de Curitiba y se determinó el envío de los respectivos expedientes a la Sección Judicial del Distrito Federal, dice una nota emitida a la prensa por la oficina del juez. 

Fachin ordenó, además, que todos los casos sean analizados en la Corte Federal del Distrito Federal, Brasilia. Es una medida cautelar en respuesta a un habeas corpus presentado por la defensa de Lula.  

Además, con esta medida, Fachin declaró la pérdida del objeto de 10 hábeas corpus y cuatro denuncias interpuestas por la defensa del expresidente, incluida la demanda en la que cuestiona el accionar del exjuez Moro, precisa una nota del Supremo Tribunal Federal. 

Al rememorar los antecedentes del caso, Pérez Pirela mencionó que Moro condenó en julio de 2017 a Lula da Silva a nueve años y seis meses de prisión, bajo los cargos de corrupción y blanqueo de dinero, en el caso del departamento triplex, en el marco de la Operación ‘Lava Jato’. De esta manera, Lula se convirtió en el primer expresidente condenado por corrupción pasiva en la historia de Brasil. 

El exmandatario pasó un año y siete meses en prisión, desde abril de 2018 hasta noviembre de 2019, cuando fue puesto en libertad. “Lo trataron como lo peor, ni siquiera le permitieron asistir al funeral de su nieto –subrayó-. Posteriormente, el exjuez aceptó ser Ministro de Justicia de Bolsonaro, cargo en el que estuvo desde enero de 2019 a abril de 2020. Finalmente, Moro salió del Gobierno cuando ya no aguantó más la vergüenza de pertenecer al equipo de Bolsonaro. En resumen: siendo juez, metió preso a Lula, le abrió la oportunidad a Bolsonaro y una vez que este ganó, fue nombrado ministro de Justicia. No hay mucho que explicar”.

Reacciones

El Partido de los Trabajadores (PT) celebró en Twitter la reivindicación de su máximo líder con la etiqueta #LulaLibre. 

Gleisi Hoffman, secretaria general y diputada federal por Paraná, quien estuvo entrevistada en el programa el año pasado, señaló que están a la espera del análisis legal de la sentencia. Advirtió que el fallo según el cual Moro nunca pudo haber juzgado a Lula llegó con cinco años de retraso”. 

Arthur Lira, presidente de la Cámara de Diputados, aliado de Bolsonaro, manifestó su desacuerdo con la decisión de Fachin. “Mi mayor duda es si la decisión individual fue para absolver a Lula o a Moro. Lula puede hasta merecerla. Moro, jamás”. 

Por su parte, Alberto Fernández, presidente de Argentina, celebró la decisión y el hecho de que Lula haya sido rehabilitado en todos sus derechos políticos. “Se anularon las condenas en su contra que fueron dictadas con el solo fin de perseguirlo y eliminarlo de la carrera política”. 

Destacó Pérez Pirela que la resolución judicial es clave para el futuro de Brasil. “Lula está más activo que nunca en la política brasileña. En este momento supera a Bolsonaro en medición sobre voto potencial para 2022, según sondeo publicado el domingo. 50% consideró que votaría o podría hacerlo por Lula. Los que absolutamente no votarían por él son 40%. Bolsonaro tiene 12 puntos porcentuales menos en intención de voto (38%) y 12 más en rechazo a su mandato (50%)”. 

“Lula ha dicho que no está interesado en luchar por su candidatura, pero que si la izquierda lo desea, puede disputar las próximas elecciones. Apoyaría una candidatura del exalcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, quien perdió con Bolsonaro en 2018, para desgracia del pueblo brasileño porque el país está en una crisis sin precedentes por la Covid-19 –añadió-. En otra entrevista para medios locales, Lula dijo sobre su eventual candidatura que ‘dependerá del PT, de las candidaturas dentro del partido, de las alianzas políticas. Seamos francos: ya he sido presidente, no necesito volver a serlo. Para ser candidato tendría que haber una razón mayor. Si es necesario derrotar al bolsonarismo, no lo duden, me pondré a disposición’. Aquí está el meollo de la cuestión: Lula dice que no tiene hambre de ser presidente, pero que será candidato si es necesario. De esto podemos concluir que Lula será candidato”. 

El guerrerista y belicoso Biden

Pérez Pirela pasó entonces al tema que originalmente había desarrollado el Equipo de Investigación de Desde Donde Sea: la alocada lógica belicista que ha mostrado Joe Biden en apenas unas semanas en la Casa Blanca. 

Recordó cuál ha sido hasta ahora el juego de Biden sobre Venezuela: ratificó el decreto Obama contra el país e insiste en trabajar con sus aliados de la Unión Europea, el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto para incrementar la presión multilateral y alcanzas su tan mentada transición. 

“Hoy queremos seguir ahondando en este punto porque Biden está completamente alocado en sus lógicas belicistas. Sabíamos que no habría diferencia en los objetivos que persiguen republicanos y demócratas, aunque estos son más políticamente correctos para bombardear y hacer las guerras. El primer punto a analizar es Irán, país que acaba de desmentir todo diálogo directo o indirecto con EEUU sobre acuerdo nuclear de 2015”, precisó. 

Reseñó partes de prensa que exponen el caso:  

“No hemos tenido, ni tenemos ningún contacto directo o indirecto con Estados Unidos sobre el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) u otros temas”, ha aseverado este lunes el portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade. El funcionario iraní ha rechazado los rumores sobre las señales positivas de Teherán a Washington para la apertura de negociaciones. ‘Tuvimos conversaciones estrechas con las partes restantes del acuerdo, pero ninguna con los estadounidenses’, dijo”. 

En respuesta a la pregunta sobre si Irán aceptará un plan paulatino para la implementación total del PIAC con EEUU, ha dicho que Teherán no ha recibido tal propuesta y que ello ni siquiera se apega a las políticas del país persa.  

Irán ha descartado una y otra vez cualquier renegociación del PIAC, diciendo que la única forma de salvar el acuerdo es que EEUU levante las sanciones que reimpuso a Irán después de que se retiró del pacto y se reincorpore al convenio sin precondiciones.  

La tensión se incrementa porque la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) anunció que Irán comenzó a enriquecer uranio en sus centrifugadores del tipo IR-2m en la planta subterránea de Natanz. 

“El gobierno de Biden está apostando todo a la guerra porque es el único mecanismo del establishment de EEUU para reactivar la economía en bancarrota. Biden ha expresado su voluntad de volver al acuerdo aunque insiste en que Irán debe reanudar su pleno cumplimiento. Irán dice que lo hará cuando EEUU cese sus sanciones. Este acuerdo lo firmó el jefe de Biden, Barack Obama. Biden quiere mantener las sanciones y los bloqueos de Trump y al mismo tiempo, reactivar el acuerdo. O lo uno o lo otro, pero ambas dos no”, explicó el presentador. 

El pacto, firmado en 2015 por Irán y el Grupo de 5+1 (Reino Unido, Alemania, Francia, EEUU, China, Rusia), estipula el levantamiento de sanciones contra Teherán a cambio de su compromiso de no desarrollar ni adquirir armas nucleares. El pacto limita a 3,67% la pureza fisionable a la que Irán puede refinar uranio. Teherán comenzó a aumentar el enriquecimiento más allá de ese límite, luego de que Trump retiró a EEUU del acuerdo en 2018 y reimpuso las sanciones contra Irán. 

El conflicto con Rusia y China

En paralelo, el recién iniciado gobierno de Biden se propone acciones conflictivas frente a Rusia y China, aunque no en el plano militar convencional, sino en el cibernético. Pérez Pirela tomó como referencia algunos informes al respecto: 

EEUU planea ciberataques clandestinos contra las redes de Rusia combinados con sanciones económicas, según The New York Times. Esto es una respuesta al reciente ciberataque del que fueron objeto numerosas instituciones gubernamentales estadounidenses, atribuido sin pruebas contra hacker rusos. Se complementarían los ataques con sanciones contra Rusia. También habría una orden ejecutiva para hacer frente a otros ciberataques. 

El asesor de seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, declaró que una mezcla de sanciones públicas con acciones privadas será la combinación más probable para fortalecer una amplia discusión estratégica con los rusos. 

Sullivan dijo “de hecho, creo que un conjunto de medidas que los rusos entienden, pero que pueden no ser visibles para el mundo en general, es probable que sean las más efectivas para aclarar lo que EEUU cree que está dentro y fuera de los límites y lo que están dispuestos a hacer en respuesta”. 

El funcionario dijo que la Casa Blanca también evalúa el ataque sufrido por Microsoft la semana pasada y que supuestamente está vinculado a un grupo chino patrocinado por el Estado.  

En diciembre varios medios informaron sobre los supuestos hackeos masivos que incluyó a los departamentos de Estado, Comercio y Tesoro y partes del Pentágono. 

Según las estimaciones, aproximadamente 18 mil usuarios privados y gubernamentales y unos 30 mil sistemas podrían haber sido afectados por el ataque, en su mayoría los operados por empresas o agencias gubernamentales que utilizan software de Microsoft y ejecutan sus sistemas de correo electrónico internamente. 

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseveró que los hackers rusos no interfirieron en los asuntos internos de EEUU y lamentó que las relaciones de su país con Washington se han convertido en rehenes de la política interna norteamericana.  

La embajada de Rusia en EEUU recordó que Moscú promueve activamente los acuerdos bilaterales y multilaterales de seguridad cibernética.  

El presentador de Desde Donde Sea ofreció sus comentarios en torno a este punto. “No se crean en las bravuconerías de Biden. Con esas amenazas a Rusia está tratando de mostrar una fuerza que no tiene, como preámbulo para sentarse a negociar en mejores condiciones”. Expresó que EEUU siempre dice estar respondiendo a una agresión. “En su versión de los hechos, ellos no son nunca los que agreden. Creen que el resto de la humanidad es estúpido, es pendejo. Ahora plantean esta especie de una nueva versión del eje del mal en el que están Rusia y China. Les echan la culpa a esos dos países, tal como los gobiernos de derecha de América Latina culpan a Venezuela por las protestas de sus pueblos. Si es verdad que lograron hackear hasta el Pentágono, entonces el problema de ciberseguridad de EEUU es bastante grave”, aseveró.  

Superó a Trump en dos meses

Para desarrollar la tesis central de que Biden, en apenas dos meses de mandato, ya superó a Trump en sus acciones belicistas, citó ampliamente el artículo “¿Gobernar de forma diferente? Los tres países bombardeados por Biden en su primer mes de mandato”, de Alberto Rodríguez García, publicado por RT

La propaganda de los demócratas sobre Biden, como hombre bueno y pacifista, según este autor, es destinada a un público con una mentalidad tan infantil, un nivel intelectual tan paupérrimo. 

“La propaganda es tan patética que, aun tras bombardear en Siria a las fuerzas que combaten al Estado Islámico (en pleno auge del Estado Islámico en la zona, por cierto), presenta al presidente más senil del momento como una especie de héroe que retrasó el bombardeo porque en el primer intento le dijeron que había una mujer y dos niños (…) Los de Biden son bombardeos con perspectiva de género; y es que debe de sonar muy progresista eso de que hay carta blanca para matar indiscriminadamente a los hombres. Aunque esos hombres también sean hermanos, maridos e hijos. Aunque la muerte de esos hombres también destruya familias”. 

“El hombre que supuestamente iba a acabar con las políticas agresivas de Donald Trump, ha bombardeado un país soberano ignorando lo que tuviese que decir el Consejo de Seguridad de la ONU e incluso el Congreso de su propio país. (…) Y aunque no haya pasado ni un mes, en el caso de Biden hay que hablar de bombardeos en plural; porque aunque el de Siria haya sido el más sonoro, Biden se ha estrenado en su primer mes con bombardeos en tres países: Irak, Somalia y Siria. (…) Es curioso que en Irak y Somalia sí han atacado a terroristas de al-Qaeda y el Estado Islámico para proteger sus intereses, mientras que en Siria, debilitan las posiciones defensivas del gobierno sirio y aliados contra los yihadistas. Porque esos son los intereses del gobierno más progresista del mundo”. 

El autor se pregunta si está gobernando Biden o realmente estamos frente a la agenda de su vicepresidenta, Kamala Harris. 

America is back dijo Biden, y vaya que sí ha vuelto el sheriff del mundo, tanto que vuelve a destruir naciones y asesinar personas, pero con tantos complejos que no lo hacen en nombre de los intereses propios –siendo justos a la verdad y los hechos–, sino en nombre de una insoportable superioridad moral (…) En un único bombardeo en Siria, en una posición remota del país, EEUU invirtió más de 150.000 dólares. Esto, mientras Joe Biden rechazaba el sueldo mínimo de 15 dólares para los obreros estadounidenses, poco después de una catástrofe climática en Texas en las que muchos ciudadanos no han podido siquiera pagar la calefacción (…) Tanto Joe Biden como todos los últimos presidentes de EEUU, sus gabinetes y su élite, han demostrado que prefieren invertir el dinero en matar a miles de kilómetros de casa antes que en mejorar la calidad de vida de sus propios ciudadanos. El capital es limitado, así que hay que decidir entre cuidar a Lockheed Martin o al trabajador del cinturón de óxido. Así es como funciona la maquinaria imperialista”, prosigue el artículo de RT 

El análisis de Rodríguez García cierra con una reflexión sobre si EEUU ha tenido éxito en el Medio Oriente. “A pesar de arrasar esa región, desde su llegada en 2003 no ha logrado establecerse en ningún país conquistado, invadido o atacado, porque en ninguno los quieren, y a pocos los invitan, aseguró.  

Pérez Pirela concluyó que “el viejito Biden, al que nos pintaron como buena gente, bombardea sin permiso de la ONU y de su Congreso, y yo insisto en que lo hace porque la élite de EEUU cree que la única manera de reactivar la economía moribunda es a través de la guerra. La guerra y la reconstrucción de los países atacados es su gran negocio. EEUU son un imperio y se manejan bajo esa lógica belicista de expansión, que debe tener continuidad”. 

Interacción

Numerosos participantes coincidieron con el moderador respecto a lo comprometida que está la paz mundial cuando una de las superpotencias militares mantiene una visión belicista y procura recuperar su economía mediante la guerra. 

En su interacción con la audiencia, Pérez Pirela hizo un nuevo llamado a protegerse del coronavirus, en especial de sus recientes y muy agresivas mutaciones. “Las vacunas se están administrando por millones solo en los países del norte. En los del sur, se cuentan apenas por decenas o cientos de miles. Se distribuyen lentamente. Hay que cuidarse al máximo”.  

A propósito de la Covid-19 y sus variantes, volvió al tema de Brasil al señalar que el panorama de ese país es sombrío porque el virus mata y contagia como nunca. “Ninguna semana ha sido tan dura como la última, con 1 mil 910 muertos el miércoles (el récord en un día). Y la perspectiva es nefasta porque la vacunación avanza lentamente. Hasta lanzaron un SOS al zoológico local, que les prestó nueve bombas de infusión y un respirador de los que usan para tratar animales, según la prensa brasileña”, reseñó. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook