Un juez brasileño obligó a una pareja sentimental conformada por dos hombres a devolver a la bebé que le habían entregado en adopción.

El dictamen del tribunal obliga a entregar a la pequeña a su familia de acogida, la cual se hizo cargo de ella cuando el Estado se la quitó a su familia biológica por tener problemas de drogadicción.

Los brasileños Juliano Peixoto de Pina y Johnatan Pereira de Araujo esperaron 6 años para adoptarla y solo pudieron tenerla 12 días.

«Al principio, todo iba bien. Acogí a la familia de acogida en mi casa y les expliqué que le daríamos amor y todos los cuidados posibles. Se fueron y continuamos nuestra vida con nuestra hija», declaró Juliano Peixoto a la prensa. Hasta que comenzaron a reclamarla.

Y destacó que “nuestra sensación es que hay un prejuicio velado porque somos una pareja homosexual«. Asimismo, indicó que “estamos capacitados para la adopción. La ley nos apoya».

Según el dictamen de octubre de 2020, la pareja tenía que devolver a la pequeña por el “fuerte vínculo” que se había creado entre ella y su madre de acogida. «Es mi hija, independientemente de los lazos de sangre», dice Thays Veiga, madre de acogida.

Desde entonces, la pareja continúa luchando para traer a su bebé a casa, a la que han rebautizado como Aurora.

Este lunes 15 de marzo hay una nueva audiencia, de no tener éxito, la pareja conformada por Peixoto y Pereira ha anunciado que apelarán la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Brasil.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook