Un vecino del barrio El Viñedo, en Barcelona, estado Anzoátegui, se tropezó -en una zona enmontada del lugar- con los cuerpos de dos bebés recién nacidos, que estaban parcialmente quemados y arrojados cual basura.

Este hallazgo ocurrió el pasado miércoles 17 de marzo. Hasta el momento las autoridades no han localizado a los progenitores de los neonatos, quienes al parecer nacieron de 8 meses de gestación.

Efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) llegaron al lugar donde realizaron el levantamiento de los restos mortales y los trasladaron a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses de Barcelona, para realizarles las  pruebas de ADN.

Los pequeños tenían aún la pinza que sujeta el cordón umbilical. Según las primeras experticias efectuadas por los detectives se cree que fueron sacados de algún hospital público de la entidad oriental para ser comercializados con personas que se dedican a la práctica de cultos de santería.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook