Luego de que una mujer de 66 años, fue condenada hace poco por un Tribunal en Francia, por negarse a tener relaciones sexuales con su esposo, por un problema de salud, ahora su abogada defensora demanda al Estado ante la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) por esa ley «arcaica».

La cliente de la abogada Lilian Mhissen, rechazó la demanda que la señala como “culpable” del divorcio con su marido por una corte de apelación de Versalles, porque es anticuada ya que «el matrimonio ya no puede ser sinónimo de servidumbre sexual».

La mujer fue acusada por unos jueces en el 2019 de “violación grave y continuada de los deberes y obligaciones matrimoniales, haciendo intolerable el mantenimiento de la vida en común».

«¿Esta sentencia implica que cualquier mujer casada debe soportar las exigencias sexuales de su esposo cuando ella no está de acuerdo?», cuestiona, la acusada que ahora presiona para un cambio en la legislación.

Para la mujer que prefirió el anonimato, «es un retroceso en el derecho de las personas a disponer de su cuerpo», algo que encaja directamente «en la cultura de la violación».

En 1992 la imputada presentó problemas de salud que la llevaron a la incapacidad, y en el último tiempo, ha contado con la asistencia de diferentes asociaciones feministas para corregir su problema, citó el medio Euronews.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook