La decisión de endurecer las medidas restrictivas anti-COVID del 1 al 5 de abril —durante la Semana Santa y la Pascua— en Alemania fue un error, declaró la canciller alemana, Angela Merkel. 

El 23 de marzo Merkel declaró que la cuarentena nacional en Alemania, adoptada por la pandemia del COVID19, se prorrogará hasta el 18 de abril de este año. 

«Por la mañana decidí no introducir las órdenes necesarias sobre los días libres adicionales por la Semana Santa acordados el lunes [22 de marzo], sino cancelarlos», dijo después de una reunión de emergencia con los jefes de las regiones que tuvo lugar en medio de las críticas a las últimas decisiones de las autoridades.  

Merkel señaló que la introducción de los días libres adicionales planteó muchas cuestiones que en poco tiempo no se pueden resolver de la manera «necesaria». 

«En segundo lugar, diré francamente: esto es solo mi error personal. Porque, al fin y al cabo, en última instancia la responsabilidad recae en mí debido a mi cargo», declaró Merkel, subrayando que «el error debe llamarse error». 

Agregó que entiende que lo ocurrido generó «incertidumbre». «Lo siento mucho y por eso pido perdón a los ciudadanos», señaló. 

El pasado 19 de marzo, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, en una rueda de prensa subrayó que Alemania vive la tercera oleada de la pandemia y recordó que el número de casos confirmados del COVID-19 sigue en aumento, mientras la proporción de las mutaciones del coronavirus se mantiene alta. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook