Cinco mil fanáticos asistieron a un concierto de rock en el Palau Jordi de Barcelona, este sábado. Uno de los requisitos era someterse a pruebas instantáneas de COVID-19. Love of Lesbian era el grupo musical encargado del evento. El precio incluía la realización de la prueba y una mascarilla de uso obligatorio.

“Será una noche única, disfrutadla”, decía una presentadora minutos antes de empezar el show de Love of Lesbian. La banda contó con los permisos especiales de las autoridades de salud.

Estoy muy, muy emocionado. Hacía año y medio que no pisábamos un escenario y alguno ya está llorando aquí arriba”, gritaba el líder de la banda, Santi Balmes.

El concierto fue un viaje al mundo antes de la pandemia, con espectadores saltando, bailando y cantando las canciones, incluso.

El área de ingreso contó con múltiples carpas blancas y enfermeras practicando las pruebas de antígenos, cuyos resultados llegaban en diez minutos. Si daban negativo, la entrada guardada en una aplicación móvil quedaba ya validada. No se permitió el ingreso a personas con problemas cardiacos, cáncer o que han estado en contacto con alguien infectado en semanas recientes.

De acuerdo con los organizadores, este es el primer evento comercial de esa magnitud realizado en Europa durante la pandemia. Además, la banda Love of Lesbian no había actuado desde el 28 de octubre de 2019.

El precio de la entrada era de entre 23 a 28 euros (27-33 dólares), el valor incluía el costo de la prueba y la mascarilla de alta calidad, todas las entradas fueron vendidas. Las entradas se agotaron en apenas unas horas. “Fue un shock energético, pero es lógico, estamos en época de contención, con el freno de mano puesto. Necesitamos desahogarnos, reemprender nuestras antiguas vidas”, decía Balmes.

(El Universo)

Imagen

ImagenImagenImagen

Comentarios Facebook