La Unión Europea (UE), en coordinación con Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, impusieron sanciones contra China por su política en relación a los uigures, una minoría de confesión musulmana.

Tras estas medidas, la respuesta de Beijing fue la reacción contra diez funcionarios de cuatro entidades de la UE, porque “dañan considerablemente la soberanía y los intereses del país”, además, acusó a occidente de difusiones maliciosas, mentiras y desinformaciones.

El filósofo y analista geopolítico Miguel Ángel Pérez Pirela se refirió esta situación durante su programa Desde Donde Sea y aseguró que “evidentemente se pusieron de acuerdo la UE, Inglaterra, EEUU y Canadá y atacaron como un solo frente como lo que son, a través de la unión militar y bélica, llamada la Otan”.

Esta es la primera sanción impuesta por Europa contra Pekín en los últimos 32 años, desde el embargo de armas tras los sucesos de Tiananmén, lo que Pérez Pirela consideró “un hecho de suma gravedad, de muy alto perfil político geoestratégico”.

Entretanto, el filósofo reseñó que la UE anunció “preocupación” ante la repercusión que estas medidas puedan tener en el acuerdo comercial alcanzado con China a finales del año 2020.

“La UE, en medio de esta pandemia, tiene la tranquilidad económica de hacer frente a la reacción que pueda tener China frene a bloqueos y sanciones, yo no lo creo” y añadió que “la UE está consciente que está jugando con fuego, está consciente que en medio de la pavorosa crisis económica que trajo el coronavirus, no está en la condición de jugar económica y financieramente con China”.

En este sentido, Pérez Pirela agregó que ante estas acciones de bloqueos y sanciones por parte de EEUU y el organismo internacional europeo, ha estimulado el acercamiento y el fortalecimiento en las relaciones entre el gigante asiático y Rusia, a lo que aseveró que “lo van a pagar muy caro los estadounidenses y los europeos”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook