La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, anunció este lunes que el sistema hospitalario de la capital colombiana entró en alerta naranja por el aumento de la ocupación de las unidades de cuidados intensivos (UCI) y decretó nuevas medidas para disminuir la intensidad el tercer pico de la pandemia de covid-19.

«Bogotá tenía una ocupación de UCI para covid del 55 %. Hoy tenemos una ocupación de UCI-covid del 64,6 %, es decir casi diez puntos (porcentuales) por encima de la que teníamos antes de irnos al descanso de Semana Santa», dijo la alcaldesa.

La funcionaria explicó que aunque todavía los indicadores son menores al 70 %, la Alcaldía está preocupada por «el crecimiento de 10 puntos» porcentuales en los últimos días y que por esta razón se están tomando medidas para evitar que colapse el sistema de salud.

La capital colombiana, con cerca de 8 millones de habitantes, sigue siendo el mayor foco de la covid-19 en el país, con 693.578 contagios acumulados y 14.481 fallecidos, en tanto que las vacunas aplicadas suman 472.589.

La alcaldesa de Bogotá anunció que, además de pasar de alerta amarilla a naranja, se suspendieron en los hospitales «todos los procedimientos de mediana y alta complejidad que se puedan reprogramar y demanden UCI».

«Eso con el fin de que no sigamos teniendo también un crecimiento muy alto de solicitudes de UCI no covid, lo cual obviamente nos limita la capacidad», detalló.

Igualmente, las autoridades buscarán con las entidades que prestan servicios de salud la forma de aumentar el número de unidades de cuidados intensivos disponibles.

(EFE)

Comentarios Facebook