Un nuevo estudio científico mostró que una de cada tres personas recuperadas de COVID-19 sufre problemas neurológicos o psiquiátricos seis meses después. 

Los autores estudiaron los registros de salud de más de 230.000 pacientes recuperados del COVID-19 y descubrieron que al 34% se les diagnosticó una afección neurológica o psiquiátrica seis meses después. 

Un 17% de los pacientes sufrió ansiedad y un 13% trastornos de ánimo, dice la investigación, publicada en The Lancet Psychiatry. 

Entre los pacientes con la forma grave de COVID-19 las cifras son aún más grandes: un 46% de los que necesitaron cuidados intensivos fueron diagnosticados con afecciones neurológicas o psiquiátricas al pasar seis meses tras la recuperación. 

Además, se demostró que los pacientes con COVID-19 eran significativamente más propensos a desarrollar trastornos cerebrales que los que padecían otras infecciones del tracto respiratorio. 

Los científicos descubrieron que en general había un 44% más de riesgo de diagnósticos neurológicos y de salud mental después del COVID-19 que después de la gripe, y un riesgo 16% más alto que con las infecciones del tracto respiratorio. 

El autor principal del estudio, Paul Harrison,de la Universidad de Oxford, calificó de sustancial el efecto general del COVID en la población mundial en términos de trastornos neurológicos y psiquiátricos. 

«Como resultado, los sistemas de atención médica deben contar con los recursos necesarios para hacer frente a las necesidades previstas», cita al investigador el medio Science Alert. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook