El juez brasileño Luis Roberto Barroso dictaminó este miércoles -6 de abril- que los 16 diplomáticos venezolanos y sus familiares que se encuentran en territorio brasileño deben regularizar su estatus migratorio, debido a que ya no son considerados por el gobierno de Jair Bolsonaro como representantes del legítimo gobierno del presidente Nicolás Maduro.

«Los 16 funcionarios de la embajada venezolana y sus familiares, si desean permanecer en Brasil, deben regularizar su situación como inmigrantes, siguiendo las reglas del propio proceso administrativo», dice parte del comunicado emitido por la Corte Suprema Brasileña.

En mayo del año pasado, en pleno auge de la pandemia, este mismo juez Barroso falló a favor del grupo de venezolanos al suspender la orden emitida por el gobierno de Bolsonaro que obligaba a los venezolanos a salir de inmediato.

En ese momento, el magistrado de la alta corte argumentó «razones humanitarias mínimas», en función de la pandemia del coronavirus, y, además, que la medida del Ejecutivo violaba algunos principios recogidos en tratados y convenciones internacionales, reseñó la agencia Efe.

Ahora, cuando Brasil es el epicentro mundial de la pandemia, el juez asegura que las condiciones han cambiado y, por eso los diplomáticos venezolanos deben salir o regular su situación de inmigrantes. 

En el comunicado reciente señaló que no verificó «ningún acto ilícito o abusivo por parte del presidente de la República que pudiera poner en peligro la libertad de circulación de los diplomáticos». 

El gobierno de Bolsonaro, que reconoce al opositor Juan Guaidó como «presidente encargado» de Venezuela, dio esta semana un ultimátum a los diplomáticos venezolanos para que abandonen el país.

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook