El felino prácticamente estaba con la mitad del cuerpo dentro y la otra mitad colgando por fuera de la ventana. Para salvarlo se organizó todo un operativo de rescate del cual participaron varias personas.

En la mayoría de los edificios de Rusia las ventanas tienen una particularidad y es que se pueden abrir tradicionalmente como cualquier ventana, pero también pueden abrirse solo un poco y de manera vertical.

Por lo visto el dueño del gatito decidió ventilar su apartamento, pero para seguridad de su mascota decidió abrir la ventana de manera vertical. Sin embargo, no contó con que el felino fuera tan intrépido y ocurrente como para salir por el pequeño espacio que estaba abierto.

Al ver que el felino movía desesperadamente sus patas traseras que estaban colgando fuera de la ventana y maullaba, los vecinos llamaron a los rescatistas, pero no llegaron. Entonces tres hombres que pasaban por el lugar lo liberaron con la ayuda de un andamio y un largo palo que usaron para empujarlo cuidadosamente hacia el interior del apartamento.

El insólito rescate ocurrió en la ciudad rusa de Krasnodar, por lo general las personas que tienen mascotas suelen poner mallas o redes en sus ventanas para poder ventilar sus apartamentos y al mismo tiempo proteger a sus mascotas de este tipo de situaciones.

(Sputnik)

Comentarios Facebook