La periodista Nailé Manjarrés, en un trabajo de investigación para LaIguana.TV en su segmento Entre Líneas, explicó cómo se desmoronó el lawfare que autoridades querían armar para hundir políticamente al expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva.

La filtración de mensajes entre agentes judiciales y policiales en Brasil, señaló Manjarrés, fue lo que despertó dudas en la integridad e imparcialidad de la investigación sobre supuesta corrupción en la que se vieron incluidos políticos y empresarios. Estos mensajes, publicados en el portal Intercept, revelaron que el juez Sergio Moro discutió con procuradores federales la estrategia para actuar en la investigación de figuras políticas destacadas.

Estos mensajes de chat, que en total suman cincuenta páginas, fueron liberadas por el juez Ricardo Lewandowski, y en ellos se aprecia claramente que Moro y los fiscales acuerdan procedimientos sin informar a la defensa de los acusados. En ese sentido, acuerdan «operar» periodistas y defienden ilegalidades por estar «cubiertos» de apoyo popular y medios de comunicación.

Finalmente, Manjarrés citó a Da Silva cuando dijo que en el procedimiento en su contra, «se desvirtuó el verdadero derecho penal para dar origen al derecho penal vergonzoso» y así en marzo el castillo de naipes se derribó por su propio peso.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook