Por expresos deseos del duque de Edimburgo, el príncipe consorte de la reina Isabel II de Inglaterra no tendrá funeral de Estado. El príncipe Felipe insistió en vida que no quería provocar “el jaleo” que implica una ceremonia de este tipo en la abadía de Westminster. El último funeral de Estado en Reino Unido fue el del rey Jorge VI, padre de la actual monarca, en el año 1952. Y se presume que el próximo sea el de la propia Isabel.

Sobre los preparativos de los funerales del príncipe Felipe, cuyo fallecimiento ocurrió este viernes 9 de abril y según ha trascendido tuvo una muerte “pacífica”, la Casa Real británica informó que habrá 8 días de duelo para la reina, en este tiempo no cumplirá con ningún acto ni público ni privado. Posteriormente, habría un período adicional de duelo real oficial durante un mes. Todas las banderas de la nación se encuentran a media asta. 

Por pedido del propio duque, será un funeral privado, sin presencia de jefes de Estado ni personalidades, a excepción de unos pocos invitados internacionales como algunos dirigentes de países de la Commonwealth. La ceremonia real se realizará en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor y estará abierto solo a familiares y a amigos personales.

Ha transcendido en medios internacionales que sus restos serán depositados en los jardines de Frogmore, en la propiedad del Castillo de Windsor. En ese lugar están sepultados la reina Victoria y su esposo, el príncipe Alberto. También se espera una procesión militar en Londres, si las restricciones de la pandemia lo permiten.

Felipe murió con el récord de ser el consorte monárquico más longevo de la corona británica, estuvo casado con la reina durante más de 73 años. Tenía un sentido del humor mordaz y se considera que fue el gran confidente de la monarca,  poco dada a confiar en otras personas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook