Actualmente una nueva modalidad se ha puesto en marcha a través del servicio de mensajería de WhatsApp, para estafar a las familias venezolanas. Se trata de una supuesta oferta de alimentos a precios económicos, entregados en bultos por un presunto transportista denominado “Pedro, el de la aduana”, que se ha convertido en la trampa perfecta para pescar incautos.

Los delincuentes, posiblemente usurpando la identidad de un verdadero trabajador del transporte, envían a los usuarios el siguiente mensaje: “Buenos días, amigo Roberto. Es Pedro, el de la aduana. Este es mi nuevo número. Le informo que el lunes vuelve a llegar mercancía a precio subsidiado a la sucursal de la aduana”.

Uno de los números desde donde llega el mensaje en cuestión es el 04241801291. Acompañando la lista de precios de los alimentos, es enviada también la foto del tal Pedro. Evidentemente se trata de una foto falsa.

A continuación algunos de los productos ofrecidos:

-Bultos de azúcar en 10.850.000 bolívares (30 paquetes de 1 kilogramo cada uno).

-Bultos de harina de trigo en 11.050.000 bolívares (20 paquetes de 1 kilogramo cada uno).

-Bultos de harina precocida en 11.200.000 bolívares (20 paquetes de 1 kilogramo cada uno).

-Papel higiénico en 9.900.000 bolívares (12 paquetes de 1 kilogramo).

-Bultos de leche en polvo en 18.600.000 bolívares (25 unidades de 400 gramos).

“Igual todos los precios los podrá ver especificados en su factura detallada, igual que siempre. ¿Me informa cuál será su pedido?”, culmina el mensaje.

Las denuncias de robo a través de esta vía se unen a los ya conocidos métodos de estafa conocidos como María y Ana. Los delincuentes obviamente se están aprovechando de la coyuntura económica que viven los venezolanos debido a la emergencia del COVID-19.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook