El analista político y filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela dijo hace poco en su espacio Desde Donde Sea, que transmite en vivo de lunes a viernes por las redes sociales, que los grupos irregulares colombianos imponen un paramilitarismo de Estado en la frontera colombo-venezolana.

Según el comunicador criollo, el Estado paralelo es una realidad en poblados fronterizos colombianos porque los gobiernos desde Bogotá lo han permitido, pero del lado de Venezuela, aunque los narcos intentan implementar su control, el Ejecutivo desde Caracas ha mantenido la lucha para evitarlo.

“La realidad de Apure, según la ONG archifinanciada por Estados Unidos, Human Right Works, aseguró en un informe titulado ‘los guerrilleros son la policía’ hablaba del control social y los graves abusos por parte de grupos armados en Arauca y señala también a Apure en Venezuela”, cita el imparcial informe publicado en el 2019.

“Apure y varios lados fronterizos de Venezuela son víctimas del paraestado. En ese informe que no le creo ni el Padre Nuestro menciona que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la Fuerza Patriótica de Liberación y el frente décimo Martín Villa, un grupo que se formó a partir de la desmovilización de la FARC imponen sus leyes”, dijo.

“En el reporte muestra la punta del narco caos que existe del otro lado y atribuye que los grupos armados imponen también el paramilitarismo por este lado de la frontera, imponen fuerzas que habitualmente son sancionados por los gobiernos”, mencionó Pérez Pirela sobre la supuesta investigación de la ONG.

“Estos grupos extorsionan a todos los residentes para quitarles dinero”, alega el informe y entonces hace caer por la borda la tesis del presidente Iván Duque, sobre los paramilitares que pretendían hacer vida en Apure y desplazó el gobierno de Venezuela junto a las fuerzas públicas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook