El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Salvador Romero, aseguró que este domingo se cierra el ciclo electoral más complejo de la historia democrática de la nación boliviana, tras la celebración de la segunda vuelta de los comicios regionales este 11 de abril.

En declaraciones a los medios, aseveró que tanto los comicios generales de 2020 como la elección municipal y regional de este 2021, se realizaron en condiciones altamente complejas, pero han sido resueltos de manera pacifica y por las vías institucionales.

Aseguró que ambas elecciones debían definirse en 2019, pero el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales y la pandemia de la COVID-19, obligaron a que se pospusieran.

Asimismo, destacó que la jornada electoral de este 11 de abril se ha desarrollado en completa normalidad y reconoció que hubo una participación ciudadana «ligeramente inferior” en relación a la primera vuelta, pero “dentro de los rangos que pueden considerarse satisfactorios para la democracia.

Recordemos que este domingo cuatro departamentos bolivianos volvieron a las urnas para decidir en segunda vuelta sus respectivos gobernadores: La Paz, Chuquisaca, Pando y Tarija, luego de que ninguno de los candidatos de estas regiones alcanzó el 51 por ciento de los votos o el 40 por ciento y una ventaja de 10 puntos porcentuales respecto al segundo aspirante, requeridos para ganar durante la primera vuelta.

Las autoridades que resulten electas este 11 de abril se sumarán a las casi 5.000 que ya fueron elegidas, en la primera elección, celebrada el pasado 7 de marzo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook