La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó este martes que es «necesario» imponer un toque de queda nocturno automático que afecte a todas las regiones que superen los 100 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en siete días.

En una comparecencia Merkel avanzó las claves del nuevo proyecto de ley del Gobierno alemán aprobado este martes por el consejo de ministros, que restringe la capacidad de acción de los «Länder» (estados federados) e impone «duras restricciones» en las regiones con mayor incidencia.

«La situación es seria», argumentó la canciller, que subrayó que el único objetivo de estas medidas es «sacar al país de la fase ascendente» de la tercera ola de la pandemia.

Esta unificación pretende aportar claridad, señaló Merkel, que consideró que el método consensual empleado hasta ahora por el que el Gobierno federal y los «Länder» pactaban todo «no vale» para «frenar y romper la tercera ola».

Merkel señaló además que el Estado y los ciudadanos deben contribuir para «ayudar» a los sanitarios en hospitales y ucis: «No podemos dejarles solos con esta tarea hercúlea».

(EFE)

Comentarios Facebook