El exdiputado opositor Juan Guaidó reconoció el 13 de abril en una sesión virtual de la Asamblea Nacional ficticia que dice presidir, que pretende volver a endeudar al país con $10.136.084,17 para pagar a tribunales extranjeros que ahora le pasan factura por el robo de los activos que eran del pueblo venezolano.  

La semana pasada, de acuerdo con el reporte de medios locales, esta comisión delegada autorizó la ampliación del Fondo Especial de Litigios con el objetivo de hacer uso de recursos del país depositados en el exterior y pagar al bufete Arnold & Porter, que lleva el caso del oro depositado en Inglaterra, por un monto de poco más de tres millones de dólares. 

Guaidó explicó que “este nuevo financiamiento” lo autoriza a solicitar dicho endeudamiento a la junta ad hoc del Banco Central de Venezuela (BCV), al igual que al Consejo de Administración del Gasto “para actuar y pagar las deudas que se tiene por defensa judicial”.  

El acuerdo creado por la cúpula de la extrema derecha en la nación y sin el consentimiento del pueblo, también autoriza al político venezolano a un crédito adicional que solicitará y se “transferirá al Fondo de Litigios a fin de que el Consejo de Administración del Gasto haga los pagos correspondientes”. 

Recordemos que en un acuerdo pactado el 12 de enero de este año, ese organismo ilegal también reconoció deudas -entre 2019 y 2020- con las firmas de abogados que han representado ilegalmente a Venezuela y “sus entes descentralizados en litigios en el exterior por un monto de más de 18 millones de dólares”. 

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook