Dos destacamentos del ejército ruso, junto con tres unidades aerotransportadas, están listos para actuar en caso de que las tensiones con Occidente se conviertan en combates en toda regla, anunció Moscú el martes luego de una inspección sorpresa de las tropas.

Después de visitar a los soldados, el ministro de Defensa, Sergey Shoigu, dijo a los periodistas que el personal cumplía con los estándares requeridos para la situación. «Las tropas han mostrado total disposición y capacidad para cumplir con las tareas de garantizar la seguridad militar del país», dijo. “Actualmente, estas asociaciones y formaciones están realizando simulacros y ejercicios”.

Shoigu dijo que los redespliegues tuvieron lugar «en respuesta a la actividad militar de la alianza que amenaza a Rusia». La medida se produce en medio de una creciente tensión con el bloque de la OTAN liderado por Estados Unidos y después de sangrientos combates en el este de Ucrania entre las fuerzas de Kiev y dos repúblicas separatistas.

El político agregó que “las tropas de Washington se están transfiriendo desde las partes continentales de América del Norte a través del Atlántico a Europa, y estas tropas se están moviendo a través de Europa hacia las fronteras rusas. Las principales fuerzas se concentran en el Mar Negro y la región del Báltico «.

Al mismo tiempo, el ministro dijo que se estaba abriendo una nueva frontera en el conflicto entre Rusia y Occidente en el helado extremo norte. «Para fortalecer la capacidad de defensa de la Federación de Rusia y proteger sus intereses nacionales en el Ártico», dijo, «el Ministerio de Defensa está trabajando sistemáticamente para aumentar las capacidades de combate de la Flota del Norte».

La semana pasada, los diplomáticos de Moscú revelaron que habían mantenido conversaciones de emergencia con sus homólogos en Washington como parte de los esfuerzos para evitar una mayor escalada. «Hemos tenido contacto con la administración estadounidense sobre la situación en el Donbass, y les hemos explicado exhaustivamente lo que está sucediendo», dijo en ese momento el ministro de Relaciones Exteriores, Sergey Lavrov. Afirmó que la retórica occidental sobre Ucrania tiene un tono cada vez más beligerante y que «Washington debería preocuparse por las consecuencias de esta política coordinada».

El Kremlin describió previamente la situación en la región como «aterradora», y el portavoz Dmitry Peskov agregó que «no solo una, sino muchas provocaciones de las Fuerzas Armadas de Ucrania están ocurriendo.

Estados Unidos, sin embargo, ha resaltado informes «creíbles» de tropas rusas que se concentran en la frontera con Ucrania, y el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, hizo un «llamado a Rusia para que se abstenga de acciones intensivas».

En una decisión ampliamente percibida como una muestra de apoyo a Kiev, Washington envió dos buques de guerra a la sensible región del Mar Negro, frente a las costas de Ucrania y Rusia. Los enviados de Turquía, que controla el acceso a las aguas interiores, dicen que “fueron notificados a través de canales diplomáticos hace 15 días de que dos buques de guerra estadounidenses entrarían en el Mar Negro. Los barcos permanecerán allí hasta el 4 de mayo ”.

Un asesor del presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, también utilizó las conversaciones a principios de abril para solicitar el apoyo occidental para «actividades conjuntas, incluidos ejercicios militares entre Ucrania y la OTAN». Estas actividades, agregó, “deben incluir componentes terrestres, navales y aéreos. Además, es aconsejable aumentar el nivel de preparación para el combate de las tropas en los países de la OTAN que limitan con Ucrania.

Andrey Rudenko, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, ha negado que Moscú tenga algo que ganar con el aumento de las tensiones. «Estoy seguro de que todo lo que se habla sobre un próximo conflicto entre Ucrania y Rusia es un ejemplo de otra falsificación difundida principalmente por las autoridades ucranianas», dijo. «Rusia no está interesada en ningún conflicto con Ucrania, y mucho menos militar».

(Agencia)

Comentarios Facebook