Desde el año 2009, cuando el gobierno de Álvaro Uribe permitió la instalación de 7 bases militares en territorio colombiano con el fin de combatir el narcotráfico y el terrorismo, el desplazamiento a las zonas fronterizas ha sido cada vez más fuerte, miles y miles de colombianos son forzados a dejar poblaciones debido a los enfrentamientos.

Así lo explicó la periodista Nailé Manjarrés en su segmento Entre Líneas para LaIguana.TV, en el cual indicó que grupos paramilitares asociados al narcotráfico son los que se establecen en estos territorios, donde el Estado central colombiano no logra controlar y establecer las leyes, apoderándose el terrorismo y el sometimiento a los derechos humanos a la población civil.

En 2016 se firma un acuerdo de paz entre las partes, pero al llegar al poder Iván Duque en 2018 el acuerdo fue roto con violencia por parte del gobierno.

En lo que va del año 2021 se han asesinado a 102 personas y se han presentado más de 26 masacres, según los datos de Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ)

Aunque la excusa de las bases militares estadounidense es la erradicación de la producción de drogas, en los últimos años han mostrado cifra récord en producción cuestión corroborada por Financial Time de Reino Unido.

Han pasado 12 años del establecimiento de las bases militares y 4 años del gobierno de Iván Duque y su rompimiento con el acuerdo de paz, y ninguno de los dos ha podido controlar la emisión de drogas hacia el mayor consumista del planeta, EEUU.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook