La COVID-19 golpea duramente a América del Sur, razón por la cual los gobiernos han tenido que imponer rápidamente nuevas restricciones, en un intento por frenar la creciente ola de contagios.

En este orden de ideas, el comunicador, filósofo y analista político venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela comentó en su programa Desde Donde Sea, que las medidas adoptadas en los distintos países abarcan «fronteras cerradas (…), toques de queda, limitaciones a la circulación, suspensión de vuelos, veda al turismo internacional, temor al colapso hospitalario e incertidumbre», lo que ha derivado en «un grandísimo temor por parte de la ciudadanía».

A su parecer, al menos en esta zona del mundo, «la pandemia está comenzando», incluso en Venezuela, donde puede decirse, «sin lugar a dudas», que las cifras de infectados y fallecidos están en su punto más alto desde que inició la crisis de salud mundial.

En general, sintetizó, «la región está en medio de un pico de contagios diarios que en varios países ya superan (…) los registrados en 2020», a lo que se añade el avance «irregular» de las campañas de vacunación.

«Chile, por ejemplo, ya inmunizó al 37% de la población; seguido por Uruguay con el 22%, (…). Argentina y Brasil rondan el 8% de vacunación, mientras que Colombia alcanzó el 4% solamente. En Bolivia y Perú, ronda el 2%, pero el mayor retraso lo registra Ecuador, que apenas supera el 1% y Venezuela y Paraguay, que ni siquiera llegan al 1%», precisó al respecto.

En este punto, el comunicador se permitió cuestionar a quienes, pese a la gravedad de la situación, se niegan a cumplir con las medidas recomendadas por los expertos y continúan recibiendo a personas en sus casas, practicando deportes o prescindiendo del tapabocas en espacios públicos.

«¿A quién se le ocurre ir a una fiesta en medio de esto? ¿A quién se le ocurre no utilizar el tapabocas? ¿A quién se le ocurre recibir gente en su casa, cuando ya la variante P1 que viene de Brasil –regalo de Bolsonaro y su irresponsabilidad y su locura– está matando a la gente entre 24 y 72 horas?», fustigó.

De otra parte, refirió que en Chile y Uruguay, los dos países que «han llevado a cabo las campañas más exitosas de vacunación (…) también enfrentan su situación más grave desde que el coronavirus llegó a la región», pues «Uruguay lidera la tasa de contagios por millón de habitantes a nivel mundial», en buena medida por causa de las nuevas variantes aparecidas en el fronterizo Brasil, lo que «obligó al gobierno a endurecer medidas para cerrar fronteras e impedir el ingreso de no residentes».

Una situación semejante se vive en Chile, donde la emergencia sanitaria obligó a suspender los comicios en los que se elegiría a los 255 ciudadanos que tendrán a su cargo la redacción de una nueva Carta Magna, además de alcaldes y gobernadores.

«En principio, las autoridades decidieron desdoblar los comicios en dos jornadas que serían el 10 y 11 de abril para evitar la aglomeración de votantes, pero la situación se agravó a tal grado, que se ocupó el 90% de las camas hospitalarias, por lo que, finalmente, el Congreso aprobó la propuesta del presidente Piñera de realizar elecciones el 15 y el 16 de mayo, un mes después», explicó.

Por último, Pérez Pirela aludió la crisis en Argentina, nación que superó la barrera de los 22.000 contagios por día, «las cifras diarias más altas desde que la COVID-19 llegó» a ese país, en marzo de 2020.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook