El número de nuevos casos semanales de COVID-19 casi se ha duplicado en todo el mundo en los últimos dos meses, acercándose a la tasa más alta observada hasta ahora durante la pandemia de coronavirus, dijo el viernes el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Los casos y las muertes siguen aumentando a un ritmo preocupante”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una reunión informativa centrada en Papúa Nueva Guinea (PNG) y la región del Pacífico occidental.

Ghebreyesus dijo expresó su preocupación por la posibilidad de una epidemia mucho mayor en PNG, diciendo que es vital que el país reciba más vacunas contra la COVID-19 lo antes posible.

Papúa Nueva Guinea ha notificado ya más de 9.300 casos de COVID-19 y 82 muertes. “Aunque estas cifras siguen siendo menores que las de otros países, el aumento es brusco y la OMS está muy preocupada por la posibilidad de que la epidemia sea mucho mayor”, dijo Tedros.

El ministro de Sanidad de Papúa Nueva Guinea, Jelta Wong, dijo que en el país sigue existiendo el problema de que la gente lleve mascarillas y la incredulidad sobre la enfermedad en sí, lo que complicaría los esfuerzos para distribuir las vacunas.

Miembros de la OMS dijeron que esta semana habían llegado a Papúa Nueva Guinea tres equipos médicos de emergencia procedentes de Australia, Estados Unidos y Alemania.

“La situación es extremadamente difícil en este momento”, dijo Takeshi Kasai, director regional de la OMS para el Pacífico occidental, refiriéndose a PNG.

(Reuters)

Comentarios Facebook