Al menos ocho personas murieron por los disparos que se produjeron en una oficina de la empresa de paquetería FedEX en la ciudad de Indianápolis, medio oeste de Estados Unidos, informó la Policía.

«En una inspección preliminar dentro y fuera del establecimiento encontramos ocho cuerpos con heridas de bala, todos ellos murieron en el acto», indicó la portavoz de las fuerzas de seguridad, Genae Cook, en declaraciones recogidas por el canal televisivo WRTV.

La funcionaria comunicó también que varios heridos fueron ingresados en los hospitales de la ciudad, al menos uno de ellos se encuentra en estado crítico.

El suceso se produjo sobre las 23.00 hora local (03H00 GMT de este 16 de abril).

Según Cook, el pistolero se suicidó tras abrir fuego en el establecimiento.

«De acuerdo con los datos preliminares, el autor de los disparos se quitó la vida (…) Creemos que ya no existe peligro para la población», subrayó Cook sin precisar el número de heridos.

El 12 de abril, un tiroteo en la ciudad de Seattle dejó cuatro heridos, entre ellos una menor de edad.

Dos días antes, un hombre mató a una persona e hirió a cinco en Bryan, Texas.

El 7 de abril, en un tiroteo en Rock Hill, Carolina del Sur, murieron cinco personas, dos de ellas eran niños.

(Sputnik)

Comentarios Facebook