Este viernes se conoció que la aeronave de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF, por sus siglas en inglés) que sobrevoló el pasado lunes 12 de abril el espacio aéreo que comprende la frontera colombo-venezolana donde ocurrieron los enfrentamientos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y grupos irregulares colombianos, tenía por objetivo hacer «trabajos de inteligencia» sobre Venezuela desde Colombia.

Así lo reseñó W Radio a través de una nota en su portal, donde indicaron que el avión, un sofisticado modelo Boeing RC-135W «Rivet Joint» que despegó desde Lincoln, Nebraska, y partió con rumbo a Colombia hasta el borde fronterizo sobre el río Arauca, estaba equipado con una plataforma de inteligencia avanzada y conjunto de sensores para detectar, identificar y geolocalizar señales en todo el espectro electromagnético.

Asimismo, indican que el avión realizó seguimientos exhaustivos a todos los movimientos y despliegues de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB); principalmente, en el estado de Apure. Además, señalan que no es la primera vez que ocurre y se trata de una misión que «no tiene precedentes en Colombia», porque mediante estas maniobras, se pretendía conocer el orden de batalla electrónico de la FANB y su disposición en terreno, tanto táctica como estratégica.

Finalmente, W Radio indicó que el ministro colombiano de Defensa, Diego Molano, afirmó apoyar la injerencia estadounidense en el conflicto fronterizo. “El Estado colombiano, a través del Ministerio de Defensa Nacional, ha realizado acuerdos de cooperación con el Gobierno de los Estados Unidos en asuntos de lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y amenazas transnacionales».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook