Los productores de esquisto de Estados Unidos se arriesgan a otra guerra de precios del petróleo con la OPEP y sus aliados si reanudan el crecimiento de la producción, escribe BNN Bloomberg citando al director ejecutivo de Pioneer Natural Resources, Scott Sheffield. 

En la cumbre anual de BloombergNEF, Sheffield aseguró que la industria de esquisto estadounidense, y no la pandemia, fue la responsable del colapso inicial del mercado petrolero de 2020. Según él, la OPEP permitió que los precios cayeran ante el éxito del esquisto de EEUU. 

Como consecuencia, el año pasado los productores estadounidenses sufrieron una pérdida de alrededor de dos millones de barriles por día de producción. 

Pero a medida que los precios se están recuperando este año, aparece la oportunidad de que el esquisto estadounidense aumente la producción, señala el artículo de la agencia. 

La Administración de Información de Energía de EEUU —EIA, por sus siglas en inglés— prevé que la producción de petróleo de EEUU será de 11,9 millones de barriles por día en 2022, un aumento de aproximadamente un millón de barriles. 

No obstante, Sheffield está en contra del pronóstico de la EIA. 

«Si cultivamos otro millón de barriles por día el año que viene, vamos a tener otra guerra de precios, en mi opinión, en el 23», advirtió y argumentó que los productores ahora saben qué está en juego. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook