Las autoridades reguladoras estadounidenses ordenaron la paralización de la producción de la vacuna anticovid de Johnson & Johnson en una fábrica, donde previamente se habrían dañado 15 millones de dosis del medicamento.

El gigante farmacéutico dijo a AFP a fines de marzo que había identificado un lote de dosis en una planta en Baltimore administrada por Emergent BioSolutions «que no cumplía con los estándares de calidad», pero no confirmó la cifra específica afectada.

Según The New York Times, el lote consistía de unos 15 millones de dosis.

Emergent BioSolutions dijo en un documento este lunes que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) había solicitado el 16 de abril detener la producción de la vacuna de una sola dosis de J&J en su planta de Baltimore mientras realizaba una inspección en el lugar.

«El 16 de abril de 2021, a pedido de la FDA, Emergent accedió a no iniciar la manufactura de ningún material nuevo en su instalación de Bayview y de poner en cuarentena el material producido en Bayview hasta que se complete la inspección», indicó el documento.

Johnson & Johnson había dicho en marzo que estaba enviando más expertos al lugar para supervisar la producción de la vacuna, y que esperaba producir 24 millones de dosis adicionales en abril.

La planta de Emergent BioSolutions no había sido autorizada entonces por las autoridades para producir ingredientes para la vacuna de J&J, dijo la compañía farmacéutica, pero los medios estadounidenses reportaron que se esperaba que produjera decenas de millones de dosis en el futuro próximo.

La vacuna de J&J fue elogiada por ser de una sola dosis y porque no requiere conservarse en temperaturas bajo cero, a diferencia de las de Moderna y Pfizer, lo que facilita enormemente su distribución.

La pausa en la producción es el último obstáculo que enfrenta esa vacuna en Estados Unidos, luego de que los reguladores suspendieron temporalmente su uso por el hallazgo de trombosis en seis mujeres, una de las cuales falleció, dos semanas después de haberse inoculado la dosis de J&J.

Los reguladores europeos deben decidir el martes sobre la seguridad de la vacuna de J&J, luego de que su uso también fuera suspendido en esa región por los temores sobre coágulos sanguíneos.

(AFP)

Comentarios Facebook