«Pueblo es una historia sentimental. Miles de trabajosos intercambios de abusos y dislates ocurren entre sus personajes. El principal es la omnipresente pasión contrariada, que crea un ambiente tan obsesivo como el del calor. Su opaca frustración redime todo. Dentro de este sentimiento que es como un clima, toda trivialidad tiene su sitio y todo fracaso su redención (…)». Así describió el profesor Luis Britto García la novela Pueblo de Miguel Ángel Pérez Pirela, presentada en esta entrega como suite del maestro venezolano de la guitarra Guillermo Flores. 
 
Se trata de momentos musicales creados a partir de emociones e imágenes transmitidas por algunos personajes y momentos aleatorios de la obra escrita, concebidos para un narrador y guitarra sola. Se usan técnicas de composición aplicadas en el cine, como la música descriptiva y la música incidental, tratados cada uno desde la estética de la escuela nacionalista venezolana, con algunas pinceladas de jazz (elemento musical protagonista de la novela del escritor), para llevar al escucha a un universo sonoro libre de cada uno de los personajes de Pérez Pirela.   
 
El maestro Guillermo Flores es un músico venezolano, guitarrista, productor, sonidista, creativo y docente. Licenciado en ejecución instrumental modalidad solista sinfónico por la Universidad Experimental de las Artes (Unearte). Ha dedicado su vida artística a proyectar e interpretar la música para guitarra escrita por las nuevas generaciones de compositores venezolanos y latinoamericanos. Es productor y arreglista de música para audiovisuales, cine, cortometrajes, documentales, teatro, danza, rutinas artísticas y deportivas; así como productor de temas y sencillos para otros artistas.   
 
Flores es actualmente coordinador de extensión en la Escuela de Música «Pablo Castellanos» en Macuto, estado La Guaira. Dirige el ensamble de guitarras «Armando Reverón», ganador del primer premio en la categoría ensambles de guitarra del V Concurso Nacional de Guitarra “Alirio Díaz”. Es músico de sesión y participa activamente en montajes y grabaciones con infinidad de bandas y agrupaciones de distintos géneros musicales. Es artista exclusivo del Taller Luthier Samuel Torres.
 
Pueblo, como construcción narrativa, sintetiza dos herencias características del «boom latinoamericano», en palabras del poeta cubano Idiel García «una escritura musical capaz de sugestionar y conducir al lector mediante su oído, y un manejo paradigmático de los procedimientos narrativos, ambas herencias descienden de dos de los más reconocidos paradigmas de la nueva novela latinoamericana». 
 
En ambientes de crítica literaria, Pueblo ha sido identificada como «la novela que recoge las dos pulsiones más grandes del mundo: el amor y el poder». Toda la narrativa tiene potencial cinematográfico y está desarrollada en una sucesión de imágenes escritas casi pintadas con un fino pincel de comas y puntos y seguidos.
 
(LaIguana.TV)
 
Comentarios Facebook