Este miércoles el vandalismo hizo presa de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, en Colombia, luego que diversos sectores políticos y sociales de Colombia se unieron en protesta contra la reforma tributaria, que incluye el incremento del IVA, presentada por el Gobierno de ese país, presidido por Iván Duque.

A través de videos que corrieron en la red social Twitter se pudo observar cómo fueron atacados 10 autobuses del sistema de transporte masivo MIO y una sede del Banco de Occidente.

Sin embargo, además de unidades de transporte, instituciones bancarias y dos entidades públicas, fueron saqueadas tiendas de electrodomésticos y supermercados de la cadena Éxito.

Por su parte, el alcalde Jorge Iván Ospina decretó el toque de queda y la ley seca a partir de la 1:00 de la tarde de este miércoles 28 de abril y responsabilizó sin pruebas a «la migración» de participar en los incidentes violentos acaecidos en la ciudad, haciendo alusión a los venezolanos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook